lunes, 14 de diciembre de 2009

La desaparición de Thomas Hale Boggs y Nick Begich



El 16 de octubre  de 1972 desapareció Thomas Hale Boggs, líder de la mayoría de la Cámara de Representantes de los EEUU y el Congresista por Alaska Nick Begich. 


Begich y Boggs junto con el asistente Russell Brown subieron a un bimotor Cessna pilotado por Don Jonz en Anchorage ciudad ubicada en Alaska. a eso de las nueve de la mañana. Boggs acompañaba a Begich en su campaña de reelección como senador por el estado norteamericano. A las doce del mediodía el aeropuerto de destino en la ciudad de Juneau (capital de Alaska) anunció retraso de vuelo pero no fue hasta la noche cuando se les dio por desaparecidos.








Por la trascendencia de los políticos la noticia saltó en todos los medios vespertinos y se puso en marcha la mayor operación de búsqueda en la década de los setenta. Guardacostas, aviones de reconocimiento, infantería, hasta un avión secreto, el SR71 capaz de fotografiar una moneda a nueve mil metros de altitud colaboró en las labores de búsqueda. Pero tras 39 días la búsqueda se suspendió un 24 de Noviembre de 1972.



Avión espía SR71


Nunca se encontró el avión ni los cuerpos de los desaparecidos. Algunas personas pueden pensar que se trata de algo paranormal, pues a esa zona se le conoce como "El triangulo de las Bermudas de Alaska" pero las pruebas históricas apuntan a otra dirección.


Por aquella época se estaba gestando uno de los escándalos políticos más importantes de la historia norteamericana el "watergate"  Boggs sospechaba que en la Casa Blanca se escondía algo es más en las cintas incriminatorias de Nixon, Boggs no salía muy bien parado. Es más J. Edgar Hoover el jefe del FBI todavía lo tenía en menor estima.


Tras la Ley sobre la Libertad de Acceso a la Información, en 1992 Se recabó información al FBI sobre el accidente para un artículo en la revista Roll Call y sorprendemente en los archivos no aparecía ninguna de las miles de imágenes que fotografió el avión espía SR71.


¿Conspiración? ¿Accidente? Son dudas que quedan de unos tiempos convulsos en la política norteamericana.

1 comentario:

Archivo del blog