miércoles, 30 de diciembre de 2009

Richard Muller y su teoría sobre Némesis

¿Tiene nuestro Sol una Némesis letal que amenaza la vida en nuestro Planeta?
¿Existen las extinciones cíclicas en nuestro Planeta cada 26 millones de años? Y si es así. ¿Qué causa éstas extinciones cíclicas?

Durante millones de años objetos enormes procedentes del espacio han golpeado la Tierra causando efectos catastróficos. Un impacto en las aguas cercanas a la Península del Yucatán parece ser la causa de la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años. Ésta no fue la primera extinción masiva en la Tierra ni la mayor de todos los tiempos, ésta fue la Extincion Pérmica que acabó con el 95% de las especies marinas y cerca del 80% de las terrestres. Algunos científicos creen que éstos períodos de destrucción se suceden con una frecuencia determinada. Algunos paleontólogos descubrieron que éstas destrucciones seguían un patrón temporal, cada 26 millones de años.

El astrofísico Richard Muller cree que la explicación de éstas destrucciones periódicas es una tenue estrella nena que está en los límites del Sistema Solar. Una estrella que él denomina Némesis. Según su teoría Némesis es una estrella aún no descubierta que acompaña a nuestro Sol. Viaja a una distancia entre 1 y 3 años luz del centro del Sistema Solar en una órbita elíptica alargada.




Cuando Némesis se encuentra más cerca del Sol, ésto ocurre cada 26 millones de años, su órbita atraviesa la  Nube de Oort, que alberga un billón de cometas que rodean nuestro Sistema Solar. Entonces el Orden del Sistema Solar se vuelve caótico, Némesis se acerca a los cometas y perturba sus órbitas. Según la teoría de Muller las perturbaciones de Némesis hacen que los cometas se alejen de sus órbitas, siendo atraídos por el Sol por su gravedad, los cometas son lanzados hacía el Sistema Solar interior. Inevitablemente la ruta de alguno se cruza con la Tierra y el resultado son impactos que causan extinciones en masa.



Ésta teoría resulta polémica. La mayoría de los científicos creen que el Sol es una estrella solitaria. Pero en el Universo los sistemas binarios e incluso terciarios agrupados por la gravedad son la norma. Aunque se acepte que el Sol forme parte de un sistema binario, los astrónomos nunca han encontrado un sistema binario donde las estrellas estén tan alejadas la una de la otra.

En 1997 se puso en marcha una misión de la Nasa que podía dar luz a la teoría de Muller. El reconocimiento en dos micrómetros de todo el cielo o 2MASS, utiliza dos telescopios infrarrojos para rastrear el Universo en busca de estrellas desconocidas. El 2MASS se especializa en la búsqueda de objetos difíciles de encontrar en nuestra Galaxia y sus proximidades. Hasta la fecha ha obtenido más de 2 millones de imágenes. Si Némesis estuviese ahí fuera el 2MASS debería haberla encontrado.



A Muller no le sorprende que 2MASS no haya encontrado a Némesis. Pues según a él "A una distancia de un año luz su movimiento resulta casi imperceptible y las observaciones normales la habrían pasado por alto" Otra posibilidad es que Némesis sea una enana marrón. Éstas estrellas fallidas son mucho más pequeñas que las enanas rojas y al ser su órbita muy elíptica, se mantendría lejos de la Tierra la mayoría del tiempo, fuera del alcance de la mirada de los astrónomos.

Richard Muller cree que es sólo cuestión de tiempo que Némesis sea encontrada. El tiempo le dará o le quitará la razón.

1 comentario:

  1. ...pues hay que ser más abierto. No se invierte tantos millones durante tanto tiempos si no fuera factible la hipótesis.

    Revisa de vez en cuando los vídeos de la NASA, ahora si yo encontrase la enana marrón, por ejemplo, no diría nada, porque es una posible catástrofe garantizada y el alarmismo no interesa.

    ResponderEliminar

Archivo del blog