jueves, 28 de enero de 2010

Los leones come hombres de Tsavo

A finales del siglo xix en plena expansión de la linea ferroviaria en el continente negro, muchos de los obreros que trabajaban en la construcción de un puente que cruzaría el desierto de Tsavo desaparecieron misteriosamente, al cabo de un tiempo los cuerpos fueron apareciendo destrozados, devorados por enormes dientes sanguinarios.

Un grupo de leones había hecho de los trabajadores de Tsavo su despensa. Los felinos habían sobrevivido a trampas, cercas de fuego, vallas de espinas y varias emboscadas. El ingeniero de la obra llego a creer las leyendas africanas. Al final el mismo les dio caza despues de casi un año.

Los dos leones comehombres de Tsavo, que mataron a decenas de personas en 1898 en Kenia, terminaron sus días disecados en el Museo Field de Chicago . Más de un siglo después, el análisis de sus dientes y de su pelo ha permitido verificar lo que comieron en las semanas, meses e incluso años anteriores a ser abatidos.

La conclusión es que los dos leones tuvieron durante gran parte de sus siete u ocho años de existencia una dieta normal, animales herbívoros como la cebra y el órix. Añadieron progresivamente a a su dieta animales como la jirafa y el antílope, sólo uno de ellos se especializó en comer humanos, que en las semanas finales de su vida constituían el 30% de su dieta. Así que sólo uno de la pareja era de verdad un león comehombres, aunque posiblemente el otro también ingiriera ocasionalmente restos humanos. Además, los investigadores consiguen una aproximación al número real de víctimas, que es 34.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog