miércoles, 26 de mayo de 2010

Patricia Hearst. ¿Síndrome de Estocolmo?




Patricia Hearst, también conocida como Patty Hearst (nacida en San Francisco, el 20 de febrero de 1954). Nieta de William Randolph Hearst, fue secuestrada el 4 de febrero de 1974 del apartamento de su novio en California por un pequeño grupo de izquierda denominado Ejército Simbionés de Liberación (Symbionese Liberation Army o SLA). El motivo del secuestro era canjear a Patty, de 19 años, por dos militantes del SLA arrestados en la cárcel de San Quintín.

Posteriormente, en una cinta de audio enviada a la misma radio, el SLA ordenó que Hearst padre entregara 70 dólares en comida "de calidad" a todos los californianos pobres.Por increíble que parezca, Hearst (heredero del imperio de medios de comunicación fundado por William Hearst), gastó cerca de dos millones de dólares en comida, pero la joven no fue liberada.

El fenómeno que ocurrió a continuación, según ella misma lo relata en su autobiografía, fue una mezcla de complacencia hacia sus torturadores, el ansia de supervivencia y convicción de que hacía lo correcto. Dos meses después del secuestro, la familia Hearst recibió un nuevo cassette de Patricia, en el cual les anunciaba que renunciaba a su nombre y que de ahí en adelante se llamaría "Tania" (seudónimo utilizado por Tamara Bunke, pareja del Che Guevara)

El 15 de abril, las cámaras del Hibernia Bank de San Francisco  captaron las caras de varios asaltantes que se llevaron 10.000 dólares e hirieron a dos guardias. Uno de los rostros allí captados fue el de Patricia Hearst. La foto de ella portando un fusil AK-47 se hizo mundialmente famosa.



 El 18 de septiembre de 1976 fue arrestada en Nueva York, iniciándose el juicio más famoso de EE.UU. hasta el de O.J. Simpson. Su abogado alegó que ella había sido coaccionada a actuar como lo hizo. Cuando le tocó hablar, Patty alegó que la habían encerrado en un cuarto de baño por varias semanas, que habían abusado sexualmente de ella y luego fue enfrentada a la opción de "unirse o morir".



Finalmente, fue sentenciada a diez años de cárcel, pero salió a los 23 meses, gracias a una amnistía que le concedó el presidente James Carter. Hearst fue puesta en libertad el 1 de febrero de 1979. Más tarde fue indultada por el presidente Bill Clinton durante las últimas semanas de su mandato.
Hearst ha participado en diversas películas y es notoria su relación profesional con el director de cine John Waters.

Fuentes: Wikipedia, Apocatastasis




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog