sábado, 9 de octubre de 2010

Los Lanceros de Jerez

Archivo:Franceses II.jpg


En la batalla de Bailén, uno de los cuerpos de ejército más recordados son los "Lanceros de Jerez" así llamaban a los oriundos de ésta ciudad, aunque eran simplemente garrochistas que trabajaban en el campo en las labores del toro. Algunos historiadores piensan que su participación en la batalla no fue tan importante, lo que sucede que el mito popular los convirtió en leyenda. Aquí os dejo una breve reseña de éstos luchadores jerezanos.


Los Lanceros Jerezanos mandados por José Cherif y los Voluntarios de Caballería de Utrera, capitaneados por José Sanabria, marcharon hacia Bailen. Era verano del año 1808, tras abandonar Andújar, el general Dupont, se encontró con Castaños, los Voluntarios de Utrera y los Lanceros de Jerez, durante la batalla, deshacieron el ala izquierda francesa.

Formaron en la tercera línea del ala izquierda, junto a los 120 jinetes del escuadrón del Regimiento España de la 2ª División Coupigny. Los "garrochistas" tenían como única ventaja la de ser jinetes ligeros y poder maniobrar más fácilmente por los olivares cercanos.

La superioridad numérica de los jinetes franceses no acabó con el valor de los "garrochistas". Testigos españoles del combate declararon que "unos lanceros que venían vestidos de paisano, al presentarse los Dragones y Coraceros sobre nuestra izquierda, tuvieron tal choque que de los lanceros no quedaron ni la cuarta parte... se cebaron tanto en perseguir a los franceses que llegaron hasta el grueso del ejército, atravesando todos los olivares, con pérdida de más de tres cuartas partes de su fuerza". Tan solo sobrevivió una treintena escasa de "garrochistas". Los historiadores franceses les señalaron con el adjetivo de "redoutables”, temibles.



En el parte de guerra, dado en Bailen el 22 de julio, se enaltece a la compañía de Lanceros de Jerez y a los Voluntarios de Caballería de Utrera.“Por el valor que todos han mostrado y por los honrosos servicios que han prestado en cuantas ocasiones se les ha ofrecido durante la batalla”.

El 23 de agosto entró en Madrid el general Castaños con los victoriosos soldados de Bailen,
lo que más llamó la atención del pueblo fueron los Lanceros Jerezanos, que venían delante, vestidos como los hombres del campo en Andalucía, con el sombrerito de calaña de copa baja con moña, y como armas, las garrochas que usan para picar las reses en el campo y un cuchillo de monte en la faja.

Fuente: Wiki Jerez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog