jueves, 25 de noviembre de 2010

Fernando el Católico: El rey que murió por "la viagra" de la antigüedad

Cuando Fernando el Católico se quedó viudo contrajo matrimonio poco después de la muerte de la católica Isabel, con una francesa, Germana de Fox. Según cuenta la historia era baja, gorda y un poco coja, pero sexualmente parece ser que era muy potente. El Rey además necesitaba un sucesor que reinaría en Aragón, con que se puso a la faena. Había un problema, ella tenía 18 años y él 54.

Archivo:Germaine de Foix1.jpg
Germana de Fox


El rey Fernando daba de sí lo que podía, ella se quedo embarazada pero su hijo falleció al poco de nacer. Ésto no le afectó mucho a la francesa que seguía pidiendo grandes dosis de pasión a su esposo. Como Fernando no daba más de sí recurrió a todos los sistemas de la época para ponerse al nivel de su esposa, testículos de toros cocidos, huesos de distintos animales... Al final recurrieron a uno sacado de un parásito de los fresnos (la cantarida) que produce una vasodilatación, lo mismo que produce la viagra.

La viagra produce una vasodilatación a nivel genital, mientras este remedio lo producía en todo el cuerpo. En una de éstas tomas la vasodilatación le produjo una hemorragia, posiblemente cerebral que lo llevó a la tumba. Dicho vulgarmente reventó por el libido de la francesita.

Aparte de la anécdota si hubiesen tenido un hijo la historia de España hubiese cambiado pues éste hubiese reinado en Aragón y Felipe el Hermoso y Juana la loca sólo hubiesen reinado en Castilla.


Fuente: Grandes polvos de la Historia. Jose Ignacio de Arana

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog