miércoles, 22 de diciembre de 2010

Exploradores desconocidos de la Antártida

NOBU SHIRASE

Archivo:Nobu Shirase.jpg

Si bien la mayoría de la gente recuerda la historia de Amundsen y su heroíca expedición al polo alrededor de 1911, pocos recuerdan la expedición de la armada japonesa sobre esa época. Nobu Shirase y su tripulación fueron los primeros seres humanos que tocaron tierra en la península de Eduardo VII, en 1911, y viajó a 80º 05'S, un resultado muy notable para una pequeña expedición.

El equipo de Nobu era de siete hombres exploró el sur de la cordillera reina Alexandra antes de que el mal tiempo le obligara a regresar a su nave. Una anécdota de esta expedición fue un encuentro inesperado con el Fram, uno de los barcos Roland Amundsen, que estaba esperando su regreso.

SIR DAVID EDGEWORTH


File:Sir Tannatt William Edgeworth David (1858-1934).jpg



En realidad hay dos polos sur. El polo sur geográfico y el polo sur magnético que se encuentra a unos pocos cientos de millas de distancia del polo sur geográfico. Sir David Edgeworth (Nueva Gales del Sur), tomó parte de la primera expedición para intentar alcanzar el polo sur magnético, él y sus hombres vivieron de una dieta de focas y pingüinos mientras exploraban las costas del sur.

También fue la primera persona en alcanzar la cima del monte Erebus, único volcán activo de la Antártida. Tuvo éxito en su expedición y llegó al polo sur magnético, en 1909, por la que recibió la Medalla de Muller de la Asociación Australiana para el Avance de la Ciencia.

ERNEST SHACKLETON

Archivo:Ernest Henry Shackleton Nadar.jpg

En comparación con los dos hombres que alcanzaron el polo (Almundsen, Scott) la contribución de Shackleton puede parecer ínfima, pero los historiadores destacan que Shackleton y sus hombres compartieron, una de las aventuras más increíbles jamás documentada. Shackleton hizo el primer viaje al polo magnético sur y trazó una ruta por las montañas trans-antártica. Viendo que el polo ya había sido conquistado, Shackleton decidió que la gran búsqueda siguiente sería atravesar el continente de costa a costa.

Trágicamente, esta expedición se puso a su fin cuando el barco de Shackleton el HMS Endurance quedó atrapado en el hielo dejando varados a la tripulación. Sobrevivieron un año a base de pingüino y carne de ballena. Usaron grasa de foca para hacer fuego. Shackleton se dio cuenta de que sin ayuda no podrían sobrevivir, y decidió utilizar las lanchas para hacer un viaje muy peligroso a una estación de caza de ballenas, a 800 millas al norte. Con poca comida y agua, y sin suministros médicos, Shackleton y cinco de sus hombres afrontaron el mar de hielo.


Expedición de Shackleton jugando al fútbol

Después de semanas, desembarcaron en las islas de Georgia del Sur, pero en la parte deshabitada, así que Shackleton y sus hombres tuvieron que cruzar una cordillera. Llegaron a un poblado de cazadores de ballenas y comenzó a trabajar en una expedición para rescatar a su tripulación. Después de casi un año y medio abandonados en la Antártida, Shackleton con unos barcos de rescate consiguió rescatar a su tripulación y llevarlos a casa.

Vía: Listverse
Fotos: Creative Commons
Si te gustó: http://intrinsecoyespectorante.blogspot.com/2010/05/la-tragica-carrera-hacia-el-polo-sur.html

2 comentarios:

Archivo del blog