viernes, 7 de enero de 2011

La Pastora. Un maquis hermafrodita.



Ayer se entregó el Premio Nadal a la novela "Donde nadie te encuentre" de la escritora Alicia Giménez Bartlett. Esta novela narra la historia de Teresa Pla Meseguer, una maquis llamada La Pastora. Pero ¿Quién era la Pastora? ¿Existió en la vida real?

Teresa Pla Messeguer nació en Vallibona (Castellón) en 1917, lo hizo con una malformación genital (pseudohermafroditismo masculino), lo que provocó que su padre le inscribiera como mujer para evitar los posibles malentendidos que se podían producir a lo largo de su vida (por ejemplo al hacer el servicio militar), a pesar de constar como mujer siempre se sintió un hombre. A los 32 años cambió su nombre por Florencio al entrar en los maquis.

Aquí empieza su leyenda, ya que , según los principales investigadores sobre su persona y sus acciones, a Florencio Pla Messeguer se le atribuyen acciones y muertes que nunca realizó.
Fue un maqui durante veinte meses, hasta que sus compañeros pasaron a Francia y él se quedó en Andorra guardando ganado en dos masías y haciendo contrabando de tabaco y nilón. Pero mientras tanto, un periodista de El Caso, Enrique Rubio, había confeccionado y divulgado esa leyenda amarilla a instancias de una propaganda oficial que necesitaba justificar muchos expedientes abiertos. A Florencio, por la singularidad de su sexo, le colgaron el mochuelo de todo lo que habían hecho otros y le pusieron precio a su cabeza. Tras el chivatazo de un contrabandista que le debía dinero, fue capturada el 5 de marzo de 1960 por la policía andorrana y entregada a las autoridades españolas. Sería acusada de las muertes de veintiún guardias civiles, siete alcaldes y un ermitaño.

La Pastora fue conducida primero a la cárcel de mujeres y luego, tras un examen forense, a la de hombres. Estuvo 20 años entre rejas. Tras salir de prisión el 22 de septiembre de 1977 su primera meta es conseguir que le declaren hombre en el Registro Civil, hecho que finalmente consigue. Últimamente, se cree que Florencio, ya como hombre, reside con su sobrina en su pueblo natal para solicitar un certificado del Ayuntamiento y poder tramitar una pensión o indemnización como represaliado por el franquismo.

Foto: La Pastora. Del monte al mito. Portada del libro
Fuentes: País de Cazarabet, El País, Ceibm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog