martes, 25 de enero de 2011

El metro secreto de New York


File:Alfred Ely Beach.jpg


En 1904, el moderno sistema de metro de Nueva York abrió sus puertas oficialmente y cambió la ciudad para siempre. Pero lo que mucha gente no sabe es que no fue el primer metro de la ciudad. Debido a la congestión terrible en Broadway, Alfred Ely Beach (el joven propietario de la naciente revista Scientific American) concibió una idea, la construcción de un ferrocarril subterráneo, que utilizaría un ventilador gigante para impulsar y chupar un vagón (propulsión neumática) de ida y vuelta a través de un túnel. Debido a la corrupción del comisionado de obras públicas, William Tweed, Beach tuvo que obtener el consentimiento para construir el túnel fingiendo que iba a ser un sistema de entregas de correo. Tweed (cuyos ingresos se derivaban en gran medida del transporte de la ciudad) no vetó la solicitud.

Beach y un pequeño grupo de hombres comenzaron a cavar un túnel bajo Broadway en la oscuridad de la noche. Toda la empresa se mantuvo en secreto, ya que la suciedad se escondía en el sótano de un edificio comprado por Beach para tal fin. El trabajo iba bien, pero justo antes de que se pudiera completar su primera línea, la prensa se enteró y se hizo público. El equipo de Beach trabajó muy duro para terminar el metro, y se abrió al público el 1 de marzo de 1870. El billete valía 25 centavos de dólar por pasajero y se viajaba de Warren Street a Murray Street. Fue un gran éxito con más de 400.000 pasajeros en su primer año de funcionamiento.



Desafortunadamente Tweed se indignó y vetó futuras ampliaciones del metro. Tweed fue encarcelado con el tiempo por su corrupción, y se le dió permiso a Beach para reanudar el trabajo de ampliación del metro, pero por desgracia sus inversionistas privados fueron desapareciendo rápidamente, debido a los inicios de una crisis económica. El metro no se completó y se mantuvo oculto bajo la ciudad completamente sellado hasta que se incluyó en el actual vestíbulo de la estación de la ciudad.

Fuentes: Listverse y Wikipedia
Foto: Creative Commons
Imagen metro: Citynoise

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog