miércoles, 23 de febrero de 2011

Las hadas que engañaron a Conan Doyle


File:FrancesGriffithsandElsieWright.jpg
Elsie y Frances
Las Hadas de Cottingley aparecen en una serie de cinco fotografías tomadas por Elsie Wright y Frances Griffiths, dos jóvenes primas que vivían en Cottingley , cerca de Bradford en Inglaterra. En 1917, cuando las dos primeras fotografías fueron tomadas, Elsie tenía 16 años y Frances tenía 10 años.

Las fotografías se hicieron públicas a mediados de 1919, después de que la madre de Elsie asistió a una reunión de la Sociedad Teosófica de Bradford. Al final de la reunión Polly Wright mostró las dos fotografías de hadas tomadas por su hija y su sobrina. Como resultado, las fotografías fueron exhibidas en la conferencia anual de la Sociedad en Harrogate, allí llamó la atención de un importante miembro de la Sociedad, Edward Gardner, que reconoció la importancia potencial de las fotografías para el movimiento teosófico.

Gardner envió las copias junto con la placa de negativos originales a Harold Snelling, un experto en fotografía. la opinión de Snelling fue que "los dos negativos eran totalmente verdaderos, sin rastro alguno de un trabajo en estudio a posteriori. No fue tan lejos como para decir que las fotografías muestran hadas , indicando solamente que "eran simples fotografías de lo que estaba delante de la cámara en ese momento".

Las imágenes llamaron la atención del escritor Sir Arthur Conan Doyle, Conan Doyle buscó una segunda opinión especializada de la empresa fotográfica Kodak . Varios de los técnicos de la empresa las examinaron, y aunque estaban de acuerdo con Snelling que las fotos no eran falsas, llegaron a la conclusión de que esto no se podía tomar como prueba concluyente de que eran auténticas fotografías de hadas. Kodak se negó a expedir un certificado de autenticidad. Las impresiones fueron examinadas también por otra compañía fotográfica, Ilford , que informaron de manera inequívoca que no había "indicios de falsificación". Conan Doyle, interpretó los resultados de las tres evaluaciones de expertos, dos a favor y uno en contra y las utilizó para ilustrar un artículo sobre hadas en 1920 en la edición de The Strand Magazine. La reacción del público fue variada, algunos aceptaron que las imágenes eran auténticas, pero otros creían que habían sido falsificadas.

El interés en las hadas de Cottingley disminuyó gradualmente después de 1921. Las niñas crecieron, se casaron y vivieron en el extranjero por un tiempo. Sin embargo, las fotografías continuaron alimentando la imaginación del público, en 1966 un periodista del Daily Express entrevistó a Elsie, que para entonces había vuelto al Reino Unido. Elsie dejó abierta la posibilidad de que habían fotografiado sus pensamientos, y los medios de comunicación se interesaron una vez más por la historia.

En 1978, el mago y científico escéptico James Randi llegó a la conclusión de que las fotografías eran falsas, y que las hadas estaban apoyada. Geoffrey Crawley , editor de la revista "British Journal of Photography", llevó a cabo una "investigación científica entre 1982 y 1983, también concluyó que las imágenes eran falsas

En 1983, las primas admitieron en un artículo publicado en la revista "The Unexpleined" que las fotografías habían sido falsificadas. Elsie había copiado ilustraciones de hadas de un popular libro de niños de la época, "Princess Mary's Gift Book", publicado en 1914. Dijeron que a continuación, recortaron las figuras de cartón y las apoyaron con alfileres de sombrero. Sin embargo, los primos no estaban de acuerdo acerca de la quinta fotografía. Elsie sostuvo que era una falsificación, al igual que todas las demás, pero Frances insistió en que era verdadera.

Las fotografías y dos de las cámaras utilizadas se encuentran en el Museo Nacional de Medios de Comunicación en Bradford. Frances murió en 1986, y Elsie en 1988. Los negativos de las fotografías, junto con una primera edición de el libro de Conan Doyle "El misterio de las Hadas" , se vendieron en una subasta en Londres por 21.620 libras en 1998. En 1997 las películas " Un cuento de hadas" y  "Fotografiando hadas",  se inspiraron en los hechos que rodearon a las hadas de Cottingley.

Aquí os dejo las cinco fotografías con las que éstas niñas engañaron al creador de "Scherlock Holmes"

File:Cottingley Fairies 1.jpg

File:CottingleyFairies2.jpg

File:CottingleyFairies3.jpg

File:CottingleyFairies4.jpg

File:Cottingley-sunbath.jpg
Esta es la que Farmer dice que es verdadera

Fuente: Wikipedia edición británica
Imágenes: Wikimedia Commons

1 comentario:

  1. Está usted más informado, las primas no dijeron que eran falsas, fue Elsie, Frances dijo que eran verdaderas. James Randi no es precisamente un modelo a seguir a la hora de descubrir fenómenos, precisamente.

    ResponderEliminar

Archivo del blog