miércoles, 6 de julio de 2011

La leyenda de Gorgeous George, el iniciador del espectáculo en la lucha libre.

En 1939, un luchador profesional de 24 años de edad, de nombre George Wagner se enamoró de una cajera de cine llamada Betty Hanson y se casó con ella en un ring de lucha libre en Eugene, Oregon. La boda fue tan popular entre los fanáticos de la lucha que George y Betty escenificaban la ceremonia en los rings de todo el país. Con la única excepción de la boda, la carrera de Wagner en la lucha libre no iba a ninguna parte. Después de diez años en el ring, él seguía siendo un desconocido.

Wagner habría tenido que buscar otra cosa para ganarse la vida si no se le hubiese ocurrido a su mujer hacerle un traje para el camino de los vestuarios al ring, al igual que los de los boxeadores profesionales. Wagner se sentía orgulloso del la traje, y esa noche, cuando se lo quitó con mucho mimo en el inicio de su pelea, el público lo abucheó por haber tardado tanto. Betty que estaba entre el público golpeó a uno de los alborotadores en la cara. Eso hizo que George saltase fuera del ring y golpease el mismo tipo. A continuación, todo el lugar se volvió loco. El abucheo fue tremendo.

File:Gorgeous George.jpg
George y Betty

A la semana siguiente había una multitud y todo el mundo abucheaba a George. Así que se tomó más tiempo en quitarse su traje, para provocar más a los aficionados. Y desde ese momento el público abarrotaba sus combates.

George descubrió su filón. Los villanos de la lucha habían sido siempre sucios y feos, "Gorgeous George", (Vistoso George) como empezó a llamarse a sí mismo, se propuso convertirse en el más guapo. Hizo crecer su pelo largo, rizado, y se lo tiñó a rubio platino. Tenía una colección de más de 100 trajes con volantes, de satén y seda, adornados con lentejuelas, encajes y pieles. Él antes de la pelea fumigaba la lona, ​​al árbitro, y a su oponente con perfume.

Fuente

Cuando las luces se apagaban sonaba "Pompa y circunstancia", y George entraba en el recinto caminando lentamente. Su entrada en ocasiones llevaba más tiempo que sus peleas, dándole a los aficionados más razones para odiarlo.

Pese a las apariencias, Gorgeous George no era gay. Luchó muy sucio en el ring. Él se regodeaba cuando estaba ganando, y suplicaba clemencia cuando perdía, y gritaba como un bebé cuando sus oponentes le revolvían el pelo, lo que hacían en todas las peleas. Todo esto era falso, por supuesto, pero la gente o bien no lo sabía o no les importaba. Gorgeous George hizo 32 apariciones en el Auditorio Olímpico de Los Angeles en 1949, y lo llenó 27 veces.

Fuente

Pero lo más destacable de Gorgeous George fue el impacto que tuvo en las ventas de televisores. En 1945 en Los Angeles, emitían por televisión los combates de Gorgeous George, y muchas estaciones de televisión de todo el país retransmitían las imágenes. Tiendas de electrodomésticos ponían televisores en sus escaparates con fotos de Gorgeous George en sus pantallas. La gente entraba y compraba televisores sólo para verlo.

El boom de la televisión y la lucha libre terminó a mediados de 1950. George continuó luchando hasta 1962, cuando una dolencia hepática le obligó a retirarse. George tuvo un ataque cardíaco en la Nochebuena de 1963 y murió dos días después. Tenía 48 años.

Irónicamente, la fama que hizo de Gorgeous George una celebridad nacional también puede haber contribuido a su muerte. Él era tímido, y durante años había consumido alcohol para tener el valor de ser Gorgeous George.

Vía: Neatorama

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog