miércoles, 26 de octubre de 2011

Comidas en la Antigua Roma


Los romanos hicieron una gran diferencia entre las comidas del día, tanto es así que sólo la cena se consideró la comida importante, las otras dos comidas eran tan temprano que no había necesidad de poner la mesa, ni lavarse las manos. Se comían platos fríos a toda prisa.

DESAYUNO - Ientaculum

Los romanos comían un desayuno frugal por la mañana, a menudo con los restos de la noche anterior, con pan y queso, aceitunas y miel, precedido por un vaso de agua. Pan dulce mojado en vino... Un ejemplo típico de este desayuno era el pan con higos. Los niños tomaban leche.


SEGUNDO DESAYUNO - prandium

Al mediodía comían un almuerzo ligero con pan, embutidos, pescado, legumbres, huevos, frutas y vino, acompañada por el mulsum, vino mezclado con miel. A menudo comían en los puestos de los vendedores ambulantes. Se comía caliente en invierno y frío en verano.


LA CENA

Era la comida principal, la verdadera comida de los romanos, se iniciaba entre las tres y cuatro de la tarde y, en celebraciones especiales, podía durar hasta el amanecer del día siguiente. Al principio comían sopa de verduras, leche, queso, frutas frescas y secas, y tocino. Con el tiempo evolucionó, y el pan y la carne aparecieron en la mesa de los pobres.Cuando había invitados a cenar, la comida era un "convivium" con los aperitivos ("gustum"), platos principales ("caput Cena") y los postres ("secunda mesa"). En las cocinas notables el almuerzo estaba a cargo de un chef ("archimagirus") y los invitados llegaban, después de un baño en el spa.

El número ideal de invitados era nueve o múltiplos de nueve, hasta treinta y seis. Los hombres estaban acostados en los bancos. Los esclavos para servir al amo, se sentaban en el suelo a los pies de ellos. Los invitados eran anunciados por un nomenclator , indicando el lugar en el triclinio. El vino y los platos eran servidos por esclavos de aspecto juvenil, con túnicas cortas de colores brillantes. Los comensales tenían un supervisor designado para el banquete, el tricliniarca, que elegía los vinos y determinaba la proporción de vino y agua, por lo general mitad y mitad. En la mesa había cuchillos, palillos y cucharas de varias formas: cuchara ( Trulla ), cuchara ( lígula ), punta de cuchara ( cóclea ) o cáscaras de huevo vacías. Había aperitivos para estimular el apetito, como las aceitunas, los mariscos, las trufas, salsas picantes, durante los cuáles se bebía vino de miel ( mulsum ).

Fuente

La comida en sí ( primae mensae ), por lo general constaba de siete platos, y finalmente el mensae secundae, donde se comían bocadillos picantes para excitar la sed. En esta etapa del banquete se estaba conversando y asistiendo a las actuaciones de cantantes y mimos. Es de destacar que Petronio contaba, que entre la cena y secundae mensae (postres y frutas) las mesas se sustituían y se echaba aserrín en el suelo. La comida en general eran llevadas a la mesa en una gran bandeja con compartimentos ( ferculum ). No había toallas o servilletas de papel, y se limpiaban los dedos, sumergiéndolos en jarras pequeñas de agua, cada uno llevaba una toalla para aseo personal desde casa. Después de comer, los invitados permanecían sentados y seguían hablando y bebiendo.

Los romanos legislaron en varias ocasiones para contener los excesos de lujo en los banquetes. La ley de Famia, de la cual Macrobio nos informa, impuso límites de gastos para cada comida, pero desde luego no era fácil de controlar. Un empleado llegaba a la casa del banquete y controlaba los diferentes alimentos y bebidas que se iban a servir más tarde en la comida. La ley de Liciana del año 104 AC, utiliza un sistema diferente, los límites establecidos solo se referían a la carne en los banquetes. Cornelia Sila promulgó otra ley, en el 81 AC, que limitaba a ciertos días festivos, la posibilidad de ofrecer banquetes lujosos. Incluso Augusto en el 19 AC, promulgó leyes restrictivas para los banquetes, Augusto era conocido por su parquedad en la comida.

Vía: Imperium Romanum




2 comentarios:

  1. Muy interesante. La verdadera razón por la que cayó el Imperio Romano fue porque se lo comieron ¡qué glotones! y luego iban rodando a las legiones :D

    Mort_Adela

    ResponderEliminar
  2. que fantastico me pareció , tema fascinante , un glosario amplio y jugoso :D muy padre redacción totalmente perfecto me gustaría que me enviaran mas información a mi correo
    gabriel_carranca@hotmail.com

    ResponderEliminar

Archivo del blog