viernes, 28 de octubre de 2011

Los marines negros de Montford Point.


La mayoría de los estadounidenses han oído hablar de los aviadores de Tuskegee , los pilotos negros que volaron durante la Segunda Guerra Mundial, y los Buffalo Soldiers, la legendaria unidad de soldados afroamericanos que lucharon durante la guerra de Secesión en el bando norteño. Sin embargo los infantes de marina negros de Montford Point, apenas tienen un pie de página en la historia militar norteamericana. Por eso la decisión de incorporar a los Marines de Montfort Point al panteón de leyendas del Cuerpo de Marine, es una decisión muy notable y nos acerca un poco a su historia.

Los negros no sirvieron en la Infantería de Marina hasta la Segunda Guerra Mundial, y aún así, con la negativa de muchos jefes del cuerpo. "Si se tratara de elegir, entre tener un Cuerpo de Marines de 5000 blancos o 250.000 negros, prefiero a los blancos", dijo el general Thomas Holcomb, comandante en jefe de los marines, en 1941, cuando el alto mando militar le ordenó acabar con la segregación.

File:Gen Thomas Holcomb.jpg
Thomas Holcomb

Los infantes negros tenían su campo de entrenamiento en Camp Lejeune, en Carolina del Norte . Este pequeño terreno tenía un bosque que estaba lleno de osos y serpientes, y un aire húmedo que se llenaba de mosquitos durante el verano. En octubre de ese año sólo 600 reclutas. En un principio los reclutas eran entrenados por oficiales y suboficiales blancos, pero al poco tiempo destacados reclutas negros servían como instructores. En enero de 1943, Edgar R. Huff se convirtió en el primer suboficial negro. En febrero Gilbert "Hashmark" Johnson, se convirtió en el primer Sargento primero de color. En mayo de 1943 todos los entrenamiento en Montford Point eran realizados por instructores y sargentos negros. De 1942 a 1949, 20.000 hombres negros se convirtieron en marines en aquel "paraíso" natural.

Marines negros entrenándose en Camp Lejeune

Los hombres de la 51 ª Compañía de Marines (Montford Point) pronto se distinguieron como los mejores artilleros de la artillería de la Infantería de Marina, rompiendo casi todos los registros de precisión en el entrenamiento. Pero la discriminación contra los afroamericanos hacía que no fueran admitidos en las unidades de combate tradicional, sino que ejercían en funciones de apoyo, como la defensa de bases o de transporte de municiones. La barrera del color se rompió cuando se enfrentaron a la máquina de guerra japonesa. Estuvieron presentes en Saipan, Guam, Peleliu, Iwo Jima. Los marines negros tenían encomendado el suministro de municiones a las unidades de combate, pero la diferencia entre los puestos de apoyo y los de combate en esta isla no importaban. Cuando los marines blancos eran heridos o muertos, los negros cogían sus armas y seguían luchando. Private Kenneth J. Tibbs fue el primer marine negro que perdió su vida en el campo de batalla, el 15 de junio de 1944 en Saipán

File:Huff ER USMC.jpg
Edgar R. Huff

Cuando volvieron a EEUU, luego de luchar por su patria, descubrieron que nada había cambiado, el racismo seguía imperando. Por ejemplo: Los infantes de marina negros estaban en un tren militar que se detuvo en Tupelo, Mississippi. Un letrero decía "Bienvenidos marines", y prometía café caliente y alimentos para los marines cansados y hambrientos. Cuando la gente vio que el tren transportaba a los negros, la Cruz Roja cerró el puesto de comida y el tren continuó su marcha.

Ya todo esto ha cambiado y EEUU tiene un presidente negro, pero no olvidemos que hasta hace cincuenta años en EEUU, había segregación racial y los negros, eran ciudadanos de segunda.


Fuentes: Usa Today, BlackPast




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog