jueves, 3 de noviembre de 2011

Impuestos curiosos de ayer y de hoy


Si hay una cosa por la que la gente se queja, es sin duda por los impuestos. Sin embargo, si piensas que tus impuestos son malos, probablemente deberías revisar los impuestos que las personas han tenido que pagar en el pasado. Todos los impuestos que vas a ver, hoy en día universalmente estamos conformes que son estúpidos. Échale un ojo y verás por lo que pagaba antiguamente la gente.


IMPUESTO POR LA BARBA


Archivo:Bojaren.jpg
Boyardos

No puede ser más estúpido que un impuesto a la barba, ¿o no? Este impuesto se debe en realidad a Pedro el Grande de Rusia, que obviamente tenía algo en contra de la barba. Los "Boyardos" que eran los nobles eslavos agrícolas de la Antigua Rusia, según el monarca no estaban "europeizados", que era uno de los objetivos de Pedro para la Rusia del siglo XVIII. Ordenó a todos los miembros de su corte y a sus oficiales que se cortasen sus largas barbas, lo que provocó que los boyardos, que estaban muy orgullosos de las mismas, levantaran grandes objeciones a la medida. Los Boyardos que quisiesen mantener su barba deberían pagar un impuesto anual de cien rublos.


IMPUESTO POR TATUAJES

Desde hace seis años, los residentes de Arkansas han tenido que pagar un impuesto del tatuaje. Perforaciones en el cuerpo también cuenta - si desea alguno de estos servicios, tendrá que pagar un adicional de 6 por ciento. Es sólo una manera de conseguir más dinero para el estado. Así que ya sabes si te coge por Arkansas y quieres tatuarte te costará un seis por ciento más que en el resto de EEUU.


IMPUESTO RELIGIOSO

En Alemania, los ciudadanos pagan un verdadero impuesto con destino a su Iglesia (católica o evangélica luterana), que el Estado recauda coactivamente por cuenta de ellas. Quien no quiere pagar debe hacer una manifestación formal de no pertenencia a la Iglesia, que ésta toma muy en serio, excluyéndolo de la comunidad y hasta de los sacramentos. Semejante rigor causó no pocos problemas cuando la unificación alemana puso en un dilema de conciencia a los alemanes orientales.


IMPUESTO SOBRE VIAJES EN GLOBOS

Esto solía podía pasar en Kansas, ya sabes, el lugar donde los supermercados no pueden vender bebidas alcohólicas. El año pasado, el Departamento de Ingresos de Kansas decidió que debería haber un impuesto sobre los viajes en globo. Hay un impuesto sobre las ventas de entradas para todo lo que ofrece diversión, recreación o entretenimiento. Sí, y los globos entran en esa categoría.


IMPUESTO SOBRE MOLINOS DE VIENTO

Molinos de viento

Hubo un tiempo en los Países Bajos, en el que se tuvo que pagar un impuesto para tener molinos de viento. Es una ley que murió en 1855, pero sigue siendo divertido. ¿Cómo puede someterse a imposición algo que no cuesta nada a nadie. Pues, bien metidos en el siglo XIX se hacía.


IMPUESTO SOBRE LA COMIDA BASURA

En Dinamarca, hay un nuevo impuesto sobre los alimentos ricos en grasas. Aunque es un impuesto para mejorar nuestra calidad alimenticia, la mayoría de la gente pagará el impuesto y obtendrá su subidón de azúcar. Se grava a los alimentos con 16 coronas danesas por kilogramo de grasas saturadas (4,74 euros/kilo aproximadamente) y se aplica en aquellos productos alimenticios cuyo contenido en este tipo de grasas sea superior al 2,3%.


Vía: Crazynfunny y Criterio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog