viernes, 20 de enero de 2012

¿Por qué no se caen las bicicletas mientras están en movimiento?


Una de las causas del "equilibrio" de las bicicletas,  es el "principio de la peonza", en el momento que deja de recibir impulso, la peonza cae. Pero al ponerse en movimiento reacciona con fuerza y rigidez ante las perturbaciones con un movimiento regular. La fuerza que interviene aquí se denomina "inercia giroscópica", por esta fuerza el eje de la peonza se mueve ahora dibujando un cono.

Lo mismo sucede con la bicicleta, una fuerza afecta a la rueda desde el exterior, esta reacción va cayendo pero por la "inercia giroscópica" forma un movimiento regular de 90º. Entonces entra en juego una segunda fuerza, la "fuerza centrífuga". Todos los cuerpos que poseen un movimiento circular, son empujados constantemente hacia fuera y alejados del centro. Este empuje es lo que vuelve a enderezar la bicicleta y tiende a ponerla en posición vertical, se origina en la parte delantera. La autoestabilización también esta determinada por la distancia entre el eje conductor y la prolongación hasta la cubierta de la rueda. Actúa como un brazo de palanca contra más grande es, más eficaz es de cara a la estabilidad.

Fuente


Cuando la bicicleta toma una curva su dirección se desvía de su eje, la fuerza de rozamiento se hace patente y vuelve a reedirigir la bicicleta en linea recta. El giro constante de los movimientos compensatorios tiene como consecuencia un pequeño movimiento en curva, pero si lo observamos bien, avanza en linea recta.

Todos estos fenómenos son los que motivan que avance una bicicleta, en realidad para moverse no necesita ninguna persona, así lo han demostrado científicos de la Universidad de Oldenburg, uno de los paraísos de las bicicletas. Pero estaréis conmigo que sería chocante ver bicicletas sin personas por las calles de vuestra ciudad.


Fuente: Grandes genios e inventos de la humanidad 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog