miércoles, 21 de marzo de 2012

El curioso descubrimiento de la sacarina


En los laboratorios químicos se dice que todo tiene olor y color pero no sabor. Es decir que lo que hay en las probetas no se prueba, pero a veces no sucede así. En 1879, en el laboratorio del químico estadounidense Ira Remsen, se produjo el descubrimiento de la sacarina. Fue un joven científico que trabajaba allí, apellidado Fahlberg, quien por casualidad hizo el descubrimiento. Más bien por ser un poco guarro y no lavarse las manos.

Fahlberg



Estaban trabajando en unos derivados del alquitrán y se encontraba en el comedor del laboratorio, cuando notó que la sopa, tenía un sabor dulce. Tras probar, el pan y demás alimentos, se dio cuenta que todo estaba dulce. En ese momento pasó la lengua por su mano y descubrió que durante alguno de los experimentos que estaba realizando con el alquitrán de hulla habían creado una sustancia edulcorante. La aisló y la patentó dejando fuera a su compañero, que desde ese momento pasó a ser excompañero.

Fuentes: Ojo científico y La noche despierta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog