viernes, 23 de marzo de 2012

Monumento a los héroes anónimos. Postman Park.


En Londres, en el Postman Park, hay un pequeño jardín con un monumento con 54 placas con nombres de mujeres y hombres desconocidos, que murieron durante un acto heroico para salvar a otra persona. El Parque Postman, se llama así porque estuvo cerca de la antigua Oficina General de Correos. Las 54 baldosas conmemorativas datan de la década de 1860, es conocido como el Monumento a sacrificio heroico.

Fuente


Este monumento fue creado por George Frederic Watts, un pintor eminente de la época victoriana. Era un hombre muy humilde, dos veces rechazó el nombramiento de barón propuesto por la reina Victoria. Watts siempre se identificó con las estrecheces de su juventud, era el hijo de un pobre fabricante de pianos, cuya madre murió cuando él era joven.

File:Watts George Frederic.jpeg
Watts


Watts habitualmente recortaba los artículos periodísticos donde se comentaba alguna hazaña heróica, en su mayoría de persona de clase trabajadora. En 1887 cuando la Reina Victoria cumplía cincuenta años en el trono, propuso la construcción de un monumento a los hombres, mujeres y niños, cuyos actos fueran digno de héroes. Gente como Fred Croft, un inspector ferroviario que en 1878 intentó "salvar a una mujer que se lanzó al tren en la estación de Woolwich Arsenal, y tras salvarla el fue atropellada por el tren.

Watts no consiguió atraer la atención pública ni el apoyo popular en un primer momento, sin embargo, diez años después fue capaz de reunir 3.000 libras para financiar un monumento mucho más modesto que el que había concebido originalmente. Incluso entonces, se vio obligado a pagar setecientas libras que era el costo de la galería de madera que albergaba a las placas. La modestia de las placas, presta el Parque de Postman una especie majestuosa de melancolía, pero los visitantes del monumento, que hasta su inclusión en la película "Closer", eran muy poco habituales.

Fuente


La mujer cuya valentía dio la idea a Watts para su monumento, fue Alice Ayres. Era una niñera que en abril de 1885 salvó la vida de dos de sus tres niños a su, cuando la casa se incendió. Despreciando la oportunidad de salvarse, arrastró un gran colchón por una ventana del piso superior, lo tiró al suelo, y luego tiró a los dos niños, luego entre las llamas y el humo fue buscar al otro, mientras una multitud le gritaba que se salvarse. El tercer niño murió, y Ayres asfixiada por el humo, cayó desde una ventana a la acera y murió días después de las lesiones en la médula. Era típico de Watts, mencionar en la placa la extracción humilde de los héroes, en la de Ayres pone era la "hija de un albañil."

Fuente


Gracias al trabajo ejemplar de una blogger de Londres conocida como Carolineld, que ha investigado cada una de las tragedias en miniatura inmortalizada en cerámica allí, las historias de los héroes del Parque de Postman ahora se puede contar con todo detalle

Watts tenía 83 años de edad, cuando el monumento fue inaugurado en 1900. Murió en 1904, y ya su esposa no estaba en condiciones de financiar las baldosas, el monumento empezó a languidecer. En 1930, la policía recaudó fondos para conmemorar en el monumento la muerte de tres agentes muertos en acto de servicio. Hasta 2009, gracias a la fama dada por Closer, no se volvió a poner otra baldosa esta vez el honrado héroe era Leigh Pitt, un trabajador que se había ahogado en el año 2007, al lanzarse a salvar la vida de un niño que había caído en un canal de Londres.

File:Leigh Pitt.jpg
Fuente


El homenaje a Pitts fue aprobado por la Diócesis de Londres, que tiene a su cargo el Parque Postman y ha indicado que considerará las solicitudes de placas para conmemorar los actos heróicos, siempre y cuando se hable de "heroísmo extraordinario.






Vía: Smithsonianmag

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog