lunes, 19 de marzo de 2012

Una radio en el ataúd


La radio hace mucha compañía eso es innegable pero a veces la pasión por este medio de comunicación va más allá de la muerte.

Fuente


Un ciudadano puertorriqueño antes de morir, pidió que lo enterraran con su aparato de radio, las pilas nuevas para que aguantasen el mayor tiempo posible y con su programa favorito sintonizado. Lo que no se sabe es que si a dos metros bajo tierra la señal de la radio siguió llegando o enmudeció como el finado.

El curioso suceso se ha dado en Arecibo, al norte de Puerto Rico en septiembre del pasado año. El muerto se llamaba Epifanio Losada un gran fan del programa de radio "Dialogando con Mario" un veterano programa de la radiodifusión de aquel país, capitaneado por Mario Maldonado.

El difunto no se separaba de la radio ni un solo momento cuando estaba en antena dicho programa que se emite en "Única Radio". Murió con 103 años y no paró de pedir antes de su muerte que se le enterrase con la radio pegada a la oreja y escuchando el dial de esa emisora. El periodista Mario Maldonado dijo que "El capricho de ese oyente, era el mayor honor que podía recibir de un radioescucha".

En la funeraria no tuvieron objeción con el capricho del finado pues no contravenía ninguna ley. Sin duda esto es lo que se llama un fiel seguidor.


Vía: RNE. Polvo eres.

2 comentarios:

  1. ¡A eso le llamo fan! Bueno, al final, solo nos vamos a la otra vida.

    ResponderEliminar
  2. No soy a tal extremo fan, pero si un enamorado del medio. Para los navegantes en medio del océano la radio de Onda Corta es el ÚNICO nexo con el mundo. Gracias a ella, entre otras cosas, pude seguir, en medio del Atlántico, los partidos del gran año del Barça, el de las 5 copas.

    Saludos Cordiales

    Román

    FELICIDADES POR TAN ESTUPENDA PÁGINA

    ESTÁIS TODOS/AS INVITADAS/OS A:

    http://www.navegar-es-preciso.com/

    ResponderEliminar

Archivo del blog