viernes, 10 de agosto de 2012

Jim Thorpe, quizás el mejor atleta norteamericano de la historia.


Hace 100 años, Jim Thorpe se convirtió en el atleta olímpico estadounidense más grande de todos los tiempos, pero no para el COI. Cien años desde que Jim Thorpe participó en 1912 en los Juegos Olímpicos de Estocolmo. Cuando el rey Gustavo V de Suecia le colocó dos medallas de oro alrededor del cuello de Thorpe por ganar el pentatlón y el decatlón olímpico y lo declaró el mejor atleta del mundo, murmuró, "Gracias".

Jim Thorpe 1912 Stockholm Games
JIM THORPE. Fuente

La actuación épica de Thorpe en las 15 pruebas que componen el pentatlón y decatlón en los Juegos de 1912 sigue siendo admirables, aunque el COI, lo despojó de sus medallas y le quitó sus marcas, después de enterarse de que había violado las reglas del amateurismo al jugar en las ligas menores de béisbol en la temporada 1909-10. Thorpe fue a Estocolmo por un solo motivo: quería casarse con su novia, Iva Miller. Pero la familia de ella no lo quería, y Thorpe fue a Estocolmo para demostrarles que el era lo bastante bueno para ella. Por lo visto lo consiguió se casaron en 1913.

Thorpe tenía un físico impresionante producto del trabajo duro en el desierto del territorio de Oklahoma. A los 6 años, Thorpe ya podía disparar, montar, y cabalgar con su padre, Hiram, un criador de caballos y contrabandista, que tenía como esposa a una india, la madre de Thorpe.

Thorpe fue descubierto en la Carlisle Indian Industrial School en Pennsylvania, la institución dirigida por el gobierno para los nativos americanos a las que asistió desde 1904 hasta 1913. En 1907 iba deambulando por el campus cuando vio a algunos alumnos que practicaban el salto de altura. Él les pidió probar a saltar con su ropa de trabajo y batió el récord de la escuela.

Carlisle tenía unos 1.000 alumnos, sin embargo, tuteaba a todos los equipos de la Ivy League, gracias a Thorpe, que era muy bueno en fútbol americano, ​​béisbol, atletismo y hockey, balonmano, tenis, boxeo. Una vez, Thorpe ganó el solo un doble encuentro contra Lafayette, de atletismo, participando en vallas, salto de altura, salto de longitud, y en los lanzamientos.

Thorpe se embarcó para Estocolmo en 1912 con el resto de los olímpicos de los EE.UU. entre los que había un tal George Patton. Thorpe comenzó los Juegos aplastando a sus competidores en el pentatlón, una modalidad atlética que ya no se celebra. Consistía en cinco pruebas en un solo día, Tiro con pistola, esgrima, natación 200 metros libres, salto ecuestre de obstáculos y carrera a pie a campo a través. Ganó cuatro de las cinco.

FUENTE

Una semana más tarde en la competición de decatlón comenzó con la carrera de 100 metros, consiguiendo 11,2 segundos, un tiempo no igualado hasta los Juegos Olímpicos de Londres de 1948. Al siguiente día los zapatos de Thorpe habían desaparecido y le consiguen unos, llega casi de milagro al salto de altura, y lo gana. Por la tarde llegaba una de sus pruebas favoritas, los 110 metros vallas. Thorpe con ampollas en los pies, bate de nuevo el récord con 15,6 segundos, Bob Mathias se lo quitaría de nuevo en 1948.

En el último día del decatlón, Thorpe quedó tercero y cuarto en el salto con pértiga y la jabalina. Luego en la carrera de 1.500 metros con sus zapatos prestados, corrió en 4:40:01 segundos, récord que se mantendría hasta Roma 1960 cuando fue superado por Rafer Johnson. Pero ningún decatleta olímpico, lo batió hasta Munich 1972. La puntuación total de Thorpe fue de 8.412,95 puntos.

Bill Mallon, co-fundador de la Sociedad Internacional de Historiadores Olímpicos, cree que la actuación de Thorpe en los Juegos de Estocolmo le convierte en "el mejor atleta de todos los tiempos". Thorpe fue número uno en cuatro competiciones olímpicas en 1912 y se colocó en el top ten en dos más.

Tras los Juegos Olímpicos, volvió para liderar el equipo de fútbol americano de Carlisle con un récord de 12-1-1, corriendo 1,869 yardas, récord que no fue batido hasta que OJ Simpson lo hizo en 1968. Thorpe se convertiría en jugador de béisbol y baloncesto profesional. Pero su vida de éxito terminó y  durante la Gran Depresión para poder mantener a sus dos mujeres y siete hijos, trabajó como guardia de seguridad, en la construcción, cavando zanjas... Contrajo cáncer en 1951, murió a las afueras de Lomita, California en 1953 a los 64 años. Su vida fue llevada al cine, "Jim Thorpe, el declive de un campeón" en la que Burt Lancaster lo interpreta.

FUENTE

La decisión del COI en 1912 de despojar a Thorpe de sus medallas y anular sus registros no estaba destinada sólo para castigarlo por haber violado los códigos del amateurismo, también para ocultar en cierta medida lo logró. Thorpe no ayudó a su causa. Se negó a hacer campaña por su reputación, o luchar por sus medallas olímpicas. Se cree comúnmente que Thorpe recibió la justicia olímpica en octubre de 1982, cuando el COI le entregó dos réplicas de medallas a su familia, anunciando que su nombre se añadiría a la lista de atletas campeones olímpicos de los Juegos de 1912. Sin embargo esto no ha sucedido.


Vía: Smithsonian



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog