jueves, 3 de enero de 2013

El misterio de la tolerancia a la lactosa


La mayoría de los habitantes del mundo tienen intolerancia a la lactosa a medida que van llegando a la edad adulta. Las excepciones son las personas de ascendencia europea, y en ciertas poblaciones de África y Oriente Medio que continúan bebiendo leche toda su vida. Es un caso de mutación genética, en la que los adultos continúan produciendo lactasa.

La mayoría de los bebés pueden digerir la leche sin problemas gracias a una enzima llamada lactasa. Hasta hace unos miles de años, esta enzima desaparecía al llegar a la edad adulta. Pero ahora esto no sucede en los casos referidos anteriormente. Este desarrollo de tolerancia a la lactosa tomó sólo unos 20.000 años, que evolutivamente es nada.

La leche, tiene proteínas, un grupo de micronutrientes, una gran cantidad de calcio y de hidratos de carbono. Para el agricultor neolítico antiguo, era un gran alimento. Los arqueólogos encontraron evidencias de la elaboración de quesos en esa época, estos agricultores aprendieron a procesar la leche y convertirla en queso y esto eliminaba parte de la lactosa y podían consumirla.

FUENTE

Hace unos 8.000 años en lo que ahora es Turquía, cuando los humanos estaban empezando a ordeñar las vacas, cabras y ovejas, las mutaciones en el gen que produce la lactasa comenzaron a ser más frecuentes. Se había empezado a desarrollar la tolerancia a la lactosa de los adultos. Pero para que esto haya persistido a lo largo de muchas generaciones, los consumidores de leche han tenido una ventaja evolutiva.

Los campesinos que se asentaron en el norte de Europa y Europa Central venían de,  (La Media Luna Fértil) territorios del Antiguo Egipto, el Oriente mediterráneo y Mesopotamia. Y traían sus cultivos como el trigo y la cebada. Pero en el norte de Europa por la condiciones metereológicas estos cultivos eran más propensos a fallar, causando hambruna. En tiempos de la hambruna, la gente bebía más leche. Y las personas con la mutación de la lactasa tenían más probabilidades de sobrevivir y transmitir ese gen.

FUENTE

Los científicos todavía no han podido descubrir la razón por la cual la tolerancia a la lactosa ha evolucionado tan rápidamente. Hasta ahora los científicos han encontrado evidencias de la persistencia de la lactasa en adultos en esqueletos de antiguos habitantes del norte de Europa, Escandinavia, sur de Francia... Se han encontrado esqueletos en España en la que el gen estaba desarrollado hace cinco mil años.

La tecnología genética y arqueológica se sigue desarrollando, algún día la ciencia moderna podrá revelar la solución a este enigma.

Vía: npr

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog