lunes, 15 de abril de 2013

Dos mártires de la aviación unidos para siempre


Descansando eternamente hombro con hombro en el cementerio de Père Lachaise en París se encuentran dos aeronautas que intentaron volar a más altura de la que había hecho nadie. El monumento a Joseph Croce-Spinelli y Théodore Sivel muestra a los dos envuelto bajo una mortaja, con los dedos entrelazados y una inscripción en la que dice que han perecido en un globo llamado Zenith el 15 de abril de 1875, a unos 28.000 pies (8.500 metros).

File:Croce-Spinelli.png
Croce-Spinelli  FUENTE

En la década de 1870, la progresión en los globos, hacía que se buscasen mayores altitudes, para una mayor comprensión de la atmósfera y del clima. Los científicos llegaban a las alturas en vertiginosos vuelos. Croce-Spinelli, Sivel, y un tercer aeronauta, Gaston Tissandier, subieron en globo el 15 de abril de 1875, para romper el registro existente, de máxima altura conseguida por un globo que estaba en 10.900 metros conseguido por James Glaisher en 1862.

File:Sivel.png
Théodore Sivel  FUENTE

El Zenith ya había establecido un récord el mes anterior, cuando los tres aeronautas junto a un hermano de Tissandier habían conseguido el viaje más largo en globo. Desafortunadamente el de abril sería último el ascenso del Zenith. Cuando los aeronautos llegaron a los 26.000 pies de altitud, perdieron la conciencia y no alcanzaron los tubos de oxígeno que incorporaban los globos de la época que subían a esas altitudes. Tissandier recuperó la conciencia,y se encontró con sus compañeros muertos y el Zenith cayendo en picado hacia el suelo.

Monumento al Zenith en Ciron  FUENTE

El Zenith cayó en Ciron, Tissandier sobrevivió. Las dos víctimas del Zenith fueron homenajeadas como héroes que dieron sus vidas para el avance de la aviación. El 2 de mayo 1875 el New York Times los declaró "mártires de la ciencia". Un monumento fue erigido en Ciron donde había caído el Zenith y una tumba esculpida por Alphonse Dumilatre se instaló en el cementerio de Père Lachaise en memoria de los dos aeronautas franceses. Gaston Tissandier también está enterrado en el cementerio de París, aunque vivió hasta 1899.

Monumento a los aeronautas en Père Lachaise  FUENTE

FUENTE


En las manos  de los dos aeronautas, la gente suele dejar rosas y se ha convertido en una de las tumbas-monumentos más visitadas del cementerio.


Vía: Atlasobscura

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog