viernes, 19 de julio de 2013

Sentinel del Norte: La isla prohibida


A última hora de la noche del 2 de agosto de 1981, un carguero con bandera de Hong Kong navegaba por las aguas de la Bahía de Bengala, de repente encalló en unos arrecifes de coral sumergidos. El barco, llamado "Primrose", quedó varado. Después de hacer una llamada de socorro a través de la radio, el capitán y la tripulación esperan la llegada del rescate. A la mañana siguiente, los marineros vieron una isla a unos cientos de metros más allá del arrecife. Estaba deshabitada, no había signos de civilización sólo una playa virgen y detrás de ella, una selva muy densa. La playa era un lugar ideal para esperar un rescate, pero el capitán ordenó a la tripulación que permanecieran a bordo, era temporada del monzón, y un mar agitado no era buen lugar para pequeños botes salvavidas. La isla era Sentinel del Norte.

Sentinel del Norte  FUENTE

A los pocos días, desde el barco se divisa a un grupo de hombres que salen de la selva, iban desnudos y armados con armas primitivas (flechas, lanzas...) El capitán hizo otra llamada de socorro por radio, cuando los habitantes de la selva se montaban en pequeñas barcas para dirigirse al barco. Después de unos días de enfrentamientos, la tripulación fue evacuada en helicóptero a la seguridad. Ellos no sabían que habían encallado cerca de la costa de una de las islas más extraordinarias de la Tierra, y probablemente la última de su tipo.

Los antropólogos creen que los habitantes de esa isla son una tribu de cazadores-recolectores que llevan viviendo en la isla 65.000 años. Eso es 35 mil años antes de la última glaciación, 55.000 años antes de los grandes mamuts desaparecieron de América del Norte y 62.000 años antes de que los antiguos egipcios construyeran las pirámides de Giza. Los habitantes de esta isla han estado casi completamente aislados del resto del mundo, todo ese tiempo, y luchan ferozmente por mantener su aislamiento. Nadie sabe qué idioma hablan ni cuántas personas viven en Sentinel.

Sentinel del Norte está increíblemente adaptada para aislar a sus moradores. Es demasiado pequeña para despertar intereses coloniales, no tiene puertos naturales, está rodeada por un anillo de arrecifes de coral sumergidos que impiden que los grandes barcos se acerquen. Al mismo tiempo los arrecifes crean varias lagunas poco profundas que están llenas de vida marina y proporciona comida a los habitantes de Sentinel que impulsando sus canoas porque no conocen los remos tienen una pesca fácil. Las islas Andaman, donde se incluye Sentinel del Norte era un cruce de las antiguas rutas comerciales entre Europa, Oriente Medio y el sudeste de Asia. Irónicamente, esto puede haber alentado las tendencias aislacionistas de los Centineleses que así se conoce a los habitantes de la isla, debido a que su piel oscura y apariencia africana podía haber sido objetivo de los traficantes de esclavos. El contacto con tales individuos sólo habría intensificado la hostilidad de la tribu hacia el mundo exterior. Una cosa más que habría protegido a los Centineleses ha sido la antigua creencia de que todas las tribus de la isla de Andaman eran caníbales.

La primera amenaza real para los nativos de la isla apareció en 1858, cuando los británicos establecieron una colonia en Port Blair en la cercana isla Andamán del Sur, y trataron de pacificar a las tribus locales. Una técnica que utilizaban los británicos era la de secuestrar a un miembro de una tribu hostil, retenerlo durante un corto período de tiempo, tratándolo bien, y luego con diferentes presentes les permitían regresar a su pueblo. Si el primer intento no funcionaba se repetía el proceso.

FUENTE

En 1880 un grupo, fuertemente armado dirigido por Maurice Vidal Portman, el administrador colonial británico, aterrizó en Sentinel del Norte e hizo la primera exploración de la isla por extranjeros. Después de varios días en la isla, el grupo se topó con una pareja de ancianos que eran demasiado viejos para huir, y varios niños pequeños. Portman llevó a los dos adultos y a los niños a Port Blair. Los ancianos murieron y Portman envió a los cuatro niños de vuelta a Sentinel del Norte y los liberó con regalos para el resto de la tribu. Los niños desaparecieron en la selva y nunca fueron vistos de nuevo. Después de esta experiencia, los británicos abandonaron la isla y centraron sus esfuerzos de pacificación en las otras tribus.

Cuando la India obtuvo su independencia de Gran Bretaña en 1947, las Islas Andamán pasaron a tener soberanía India. En 1967, el gobierno indio organizó una expedición a la Sentinel con un montón de policías armados. Pero nunca hubo contacto con los aborígenes. Así comenzóla política de "visitas de contacto" auspiciada por gobierno de la India a la isla Sentinel del Norte . De vez en cuando, durante la temporada de calma, un buque de guerra indio ancla fuera de los arrecifes de coral y manda pequeñas embarcaciones a través de las aberturas de los arrecifes para acercarse a las playas. En las barcas generalmente llevan bananas y cocos, que no crecen en las islas, y otros regalos, como collares de cuentas, pelotas de goma, cubos de plástico, ollas y sartenes.

No fue sino hasta a principios de 1990, después de más de 20 años de esas visitas, cuando los Centineleses armados permanecieron en la playa, mientras que los tripulantes de los botes les lanzaban cocos. A mediados de la década de 1990, el gobierno indio decidió que su política de forzar el contacto con los Centineleses no tenía sentido, y pusieron fin a las visitas en 1996.




Los Centineleses sobrevivieron al tsunami de 2004 del Océano Índico, con pocas o ninguna bajas. Los nativos fueron capaces de detectar la llegada del tsunami y escapar a tierras más altas antes de que llegara. Cuando llegó un helicóptero de la Armada de la India tres días después para comprobar su estado y lanzar paquetes de alimentos, un guerrero Centinelese salió de la selva y amenazó al helicóptero con un arco y una flecha. Hoy en día el gobierno de la India impone una zona de exclusión de tres millas alrededor de la isla. Fuertes multas y penas de cárcel esperan a quien viole la zona de exclusión.

Google Earth puede enseñarnos el Area 51, Corea del Norte. Pero cuando se busca en Sentinel del Norte lo único que se divisa es el naufragio del Primrose, todavía atrapado en el arrecife donde encalló en 1981.

FUENTE

No se puede ver ni viviendas, ni cualquier otra cosa que podría arrojar luz sobre la cantidad de personas que hay en la isla. Sentinel del Norte sigue siendo un enigma.


Vía: Neatorama



2 comentarios:

  1. Es un artículo muy interesante me ha gustado mucho. Es realmente increíble que seres humanos sigan viviendo como nuestros ancestros, a pesar que compartimos las mismas capacidades físicas y mentales. Creo que la decisión del gobierno Indio de dejarlos en paz fue la más adecuada.

    ResponderEliminar
  2. muy interesante y causa mucha curiosidad saber como sobreviven, seria muy bueno un documental o algo en video

    ResponderEliminar

Archivo del blog