lunes, 12 de agosto de 2013

Una garrapata, el pene y la jodienda sin enmienda


Las garrapatas son muy molestasE cuando invaden el cuerpo humano. Prefieren los lugares húmedos y oscuros, como las axilas y las ingles. Pero el Dr. Franz Gáspár, desde Budapest, Hungría, añadió un caso interesante a la historia médica.

Un varón de 52 años de edad se quejó de un hinchazón en su pene que creció a partir del tamaño de una cabeza de alfiler hasta el tamaño de una avellana. Tras la inspección, una marca muy hinchada ( Una garrapata ) fue descubierta en la mitad del pene, y se retiró sin complicaciones. El paciente admitió que disfrutaba tomando el sol en bañador. Todo esto no era digno de mención, pero el Dr. Gáspár cuando el paciente confesó que practicó sexo habitualmente sin problemas durante dos meses con la garrapata hinchada firmemente adherida a su miembro, se decidió a publicar: Garrapata bien desarrollada en miembro viril - relaciones inalteradas] Acta Dermato-Venereologica 15 (1934): 523-524

Gaspard_Tick
FUENTE


Vía: Improbable Research



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog