lunes, 30 de septiembre de 2013

Joe Gaetjens: El héroe de la selección de fútbol de EEUU que murió asesinado en Haití.


En la Copa Mundial de Fútbol de 1950. Joe Gaetjens, fue el autor del gol de la victoria en el histórico partido que EE.UU. ganó por 1-0 a Inglaterra. Después de esa noche de junio en Belo Horizonte, no parecía haber nada más hermoso que el fúturo del fútbol en los EE.UU., y el de Gaetjens, un emigrante haitiano que estudió contabilidad y trabajó como lavaplatos en la ciudad de Nueva York antes de anotar el único gol de quizás la mayor sorpresa en la historia de la Copa del Mundo de fútbol.

FUENTE

FUENTE

Desde el momento en que la pelota entró en la red del equipo inglés, parecía que una conspiración multinacional había empezado para ocultar o distorsionar el nombre del hombre que metió ese gol. El día después del partido, la prensa norteamericana atribuyó el gol a su compañero Ed Souza. La película de 2005 sobre el equipo de la Copa del Mundo 1950, "El partido de sus vidas", hace de Gaetjens un seguidor del Voodoo, cuando en realidad era católico practicante.

FUENTE

Joseph Nicolas Gaetjens nació en 1924 en Puerto Príncipe, bisnieto de Thomas Gaetjens, que había salido de Bremen hacia Haití en el siglo XIX para trabajar como un representante comercial del rey de Prusia. Joe era el tercero de siete hijos, jugaba en el equipo de fútbol local Étoile Haïtienne. Cuando Joe tenía 20 años ya había conseguido dos campeonatos de Haití con dicho equipo.

En 1947 Joe emigró a Nueva York. Lavaba los platos en un restaurante alemán y Gaetjens empezó a jugar con el Brookhattan de la liga de fútbol (soccer) estadounidense. Gaetjens cobraba 50 dólares por partido. En la temporada 1947-48 temporada fue el segundo máximo goleador de la ASL con 14 goles, dos temporadas más tarde lideró la clasificación con 18 goles. Gaetjens fue seleccionado en el último minuto para el equipo nacional de EE.UU, había presentado los papeles que declaraban su intención de convertirse en ciudadano estadounidense, satisfaciendo así las reglas de la federación EE.UU.

EEUU se había clasificado para el mundial con una victoria y un empate contra Cuba. Tenía un récord de 8 victorias y 51 derrotas desde el final de la Segunda Guerra Mundial. La victoria sobre Inglaterra creadores del juego fue el sorpresón de dicho Mundial, junto a la victoria de Uruguay en el "Maracanazo". Gaetjens se fue a la liga francesa después del Mundial, pero se lesionó la rodilla después de cuatro partidos con su club el Racing Club de París. Un año más tarde jugó 15 partidos con el Olympique Alès anotando dos goles.

Gaetjens regresó a Puerto Príncipe en 1953. Una multitud lo recibió en el aeropuerto con una pancarta que decía: "El mejor jugador de Haití, EEUU y el mundo entero". Comenzó a jugar con la selección de Haití en su clasificación para la Copa Mundial de 1954, contra México. Sin embargo, con casi 30 años, sufría de hemorragias nasales crónicas, así como problemas en las rodillas. En 1955 se casó con Lyliane Defay, tenía dos tiendas de limpieza en seco y era vendedor de Colgate-Palmolive. Tenía éxito gracias a su fama. Entrenó a equipos juveniles, así como al L'Étoile y, brevemente, el equipo nacional de Haití.

En 1957, Duvalier, ganó dudosamente unas elecciones presidenciales. La familia Gaetjens había apoyado a un candidato rival, Louis Déjoie. Pronto se formaron los Tonton Macoute, una milicia ciudadana, con sus gafas de sol, pistolas y machetes, que amenazaban a civiles con impunidad, incautaban sus bienes, secuestraban y asesinaban. Durante casi tres décadas, Papa Doc y su hijo y sucesor, Jean-Claude (Baby Doc), hicieron de Haití un país terrorífico. Cientos de miles de personas huían de la isla, y decenas de miles serían asesinadas o desaparecidas.

Duvalier   FUENTE

El 14 de junio de 1964, Papa Doc se nombró presidente vitalicio. Al mismo tiempo exiliados en la República Dominicana, entre ellos Jean-Pierre Gaetjens y otro hermano, Fred, lanzaron una campaña de guerrillas. Durante las siguientes semanas una ola de arrestos y represalias invadieron el país. Los miembros de la familia pidieron a Joe que huyera, pero Joe no les hizo caso. Unos días después el 7 de julio de ese año, dos Tontons Macoutes, caminaron hacía Gaetjens y se lo llevaron a un lugar del que nunca regresó.

Tonton Macoute   FUENTE

Ese lugar era Fort Dimanche, una colección de edificios de hormigón color ocre que servían de depósito de municiones y de campo de tiro al blanco. Gaetjens fue una de las 3.000 personas que entraron allí y no salieron nunca. 33 presos se acumulaban en cada celda de 10 por 12 metros. Los prisioneros dormían por turnos y curaban sus heridas con orina. Los muertos eran enrollados en una alfombra de hojas de plátano, que servían de ataúdes.

Ocho años pasaron hasta que la familia de Gaetjens averiguó qué había sido de él. Después de la presión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la respuesta llegó finalmente a principios de 1972: El gobierno de Haití confirmó a la Embajada de EE.UU. en Puerto Príncipe que Joe Gaetjens había muerto.Pero el ¿cuándo? y el ¿cómo? siguen siendo un misterio.

Como homenaje a su gol legendario Gaetjens tiene una modesta escultura de medio metro, que se encuentra en la oficina central del Salón de la Fama del Soccer Clive Toye en Ossining. En la inscripción dice: Joe Gaetjens, futbolista haitiano, héroe de la Copa del Mundo, Brasil 1950. Murió por su país.


Vía: SporIllustrated

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog