lunes, 17 de febrero de 2014

El niño gitano de la "Bestia de Auschwitz"


María Mandel fue una guardiana femenina de las SS de alto rango en el campo de exterminio de Auschwitz.
Mandel comenzó su carrera de guardia de prisión en Lichtenburg (Sajonia) en 1938. En 1939, fue transferida al recién construido campo de concentración de Ravensbrück, (la escuela oficiosa de casi todas las guardianas de las SS).

FUENTE

Su trabajo impresionó a sus superiores, llegando a ser SS-Oberaufseherin (Supervisora Jefe) en julio de 1942. Era la instructora de las aspirantes a guardias que llegaban al campo de concentración. A las recién llegadas les ordenaba golpear a un prisionero en la cabeza hasta que cayese en redondo. La que no lo hacía tenía un futuro parecido al prisionero que mandaban a golpear.

En Ravensbrück construyó su famoso búnker. Donde llevaban a las mujeres que incumplían alguna norma. Allí las castigaba a 25-50-75-100 flagelaciones. Mientras las fustigaban ordenaba que las prisioneras contasen en voz alta, no solían llegar más allá del número ocho. Tras castigarlas las sacaba a la interperie las rocíaba con agua helada y muchas morían de hipotermia o de los golpes.

Barracas de Ravensbrück   FUENTE

El 7 de octubre de 1942, María Mandel fue transferida al campo de Auschwitz (Polonia) donde fue ascendida a SS-Lagerführerin (Jefe de Campo).En Auschwitz, era conocida como "la Bestia". Firmó órdenes, enviando un número estimado de 500.000 mujeres y niños a las cámaras de gas de los campos de Auschwitz I y Auschwitz II.

Cuentan los supervivientes del campo, que había un niño gitano que vagaba por Auschwitz, su madre había sido enviada a la cámara de gas. María Mandel lo tomó como si fuese su propio hijo, le daba de comer, paseaba con él a caballo, jugaban con los trineos. Hasta que un día el comandante del campo le obligó a terminar con esa relación. María lo llevó a la cámara de gas y se dirigió a donde estaba la orquesta femenina de Auschwitz (una orquesta de prisioneras que había creado ella)  y les ordenó que tocasen "Madame Butterfly" comenzó a llorar y a emocionarse. Quizás fue su único gesto humano en el campo de concentración.




María Mandel fue ahorcada el 24 de enero de 1948.

Si te gustó esta entrada también te gustará esta otra


Vía: Guardianas nazis


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog