viernes, 21 de marzo de 2014

Ellery J. Chun: El "inventor" de la camisa hawaiana


Después de graduarse en economía en la Universidad de Yale en 1931 con 22 años, Ellery J. Chun fue a Honolulu llamado por su padre, Chun Kam Chow. La familia tenía una tienda en la ciudad, pero el negocio estaba en horas bajas debido a la Gran Depresión. Chun llegó para sacar a la tienda a flote. La tienda importaba productos a China. Pero Chun pensó en ampliar el mercado y buscar nuevos productos.

Chun tuvo la idea con sólo mirar por la ventana de la tienda. Había una sastrería al lado, y era común ver a los niños de la localidad con camisas de colores chillones, los turistas y los ciudadanos norteamericanos continentales se agolpaban en la sastrería buscando esas camisas de colores que llevaban los niños.

Ellery J Chun   FUENTE

En la década de 1930, Hawai tenía una economía agraria, y decenas de miles de inmigrantes procedentes de China, Japón, Filipinas y otros países habían llegado a Hawai para trabajar en la caña de azúcar y las plantaciones de piña. Los salarios eran bajos, y algunos trabajadores/as con dotes para la costura complementaban sus ingresos fabricando prendas, a menudo utilizando tejidos estampados de colores que les envíaban sus familiares de su país de origen (China, Japón). La mayor parte de la ropa que fabricaban, kimonos y otras prendas de vestir se vendían, pero los retales se utilizaban para hacer ropa para la familia. Una gran cantidad de niños terminó llevando camisas de colores hechas con los retales de la tela de los kimonos, lo que desató una moda entre los adolescentes locales que ahora se estaba extendiendo a los turistas.

Chun contrató al sastre de la sastrería para hacer algunas camisas para almacenar en su tienda. Las primeras camisetas tenían apariencia japonesa. Se hacían con telas brillantes y llamativas de kimono japonés, que se empezaron a vender muy bien. Las camisas empezaron a tener un rol más hawaiano. Su hermana, Ethel Lum, comenzó a diseñar camisas con piñas, palmeras, flores tropicales, aves exóticas, ukeleles y otros motivos relacionados con las islas.

Montgomery Clift con una camisa hawaiana en "De aquí a la eternidad"
FUENTE

Con un precio de tan sólo 95 centavos de dólar empezaron a venderse mejor que las de motivos japoneses y en los años posteriores, las ventas aumentaron exponencialmente a medida que Hawai se convirtió en un destino turístico cada vez más popular y accesible. Cuando la gente volvía a casa de vacaciones desde Hawai, sus camisas chillonas atrajeron mucho la atención y la curiosidad por las islas.

Hacia 1940 estaba claro que las camisas hawaianas (Aloha Shirt) eran mucho más que una moda pasajera. La industria de la confección de Hawai, que en el pasado se habían dirigido a proporcionar ropa para los trabajadores de las plantaciones, fue evolucionando hacia un negocio de exportación orientada a los turistas y creció muy rápidamente. Las camisas hawaianas se podían ver en casi todas partes de las islas, excepto en las espaldas de los nativos. El 7 de diciembre de 1941, cuando Japón bombardeó Pearl Harbor, la guerra interrumpió el comercio entre las islas y el resto de la mundo, obligando a los hawaianos a comprar productos fabricados en el país, incluyendo las camisas hawaianas, con lo que empezó a formar parte del vestuario de los nativos.

Muchos soldados que pasaron por Hawaii en su camino a la Guerra del Pacífico, lo conocieron y esperaban ansiosos regresar una vez terminada la guerra. Los soldados y marineros en sus escalas compraron un montón de camisas hawaianas. El resultado fue que la demanda de las camisas hawaianas fue aún mayor después de la Guerra que antes de la misma. La industria del vestido comenzaba a surgir como un segmento importante en la economía de Hawai.

Elvis con una camisa hawaiana   FUENTE

En 1947, la Cámara de Comercio y otras organizaciones de Honolulu establecieron el "Aloha Week," una celebración de las tradiciones hawaianas. La semana comenzó a finales de octubre y, a pesar de su nombre, duró casi un mes. Los trabajadores de las oficinas e incluso los banqueros llevaban camisas hawaianas al trabajo. Al "Aloha Week" le siguió el "Aloha Friday" el "Aloha Summers"... Hoy en día la camisa hawaiana es habitual en todos los trabajos.

Pero ¿qué pasó con Ellery J. Chun? que había registrado su marca "Chun" en 1937. El salió del negocio no demasiado tiempo después de registrar su marca, entrado en la banca, llegando a ser uno alto ejecutivo antes de retirarse en 1966. Murió en el año 2000. Hoy sus camisas de sus 95 centavos están enmarcadas como obras de arte y se venden en subastas por más diez mil dólares cada una.


Vía: Neatorama 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog