lunes, 30 de junio de 2014

Goliat: El minitanque nazi


Hemos visto muchas armas para matar a distancia en la II Guerra Mundial, son famosos los V-2 "bombas volantes", que lanzadas desde Alemania atacaban territorio Británico. Pero este es un diseño de la Wehrmacht poco conocido.

Entro en acción en el campo de batalla en 1942. Tenía dos metros de altura, un metro de ancho y cinco metros de largo. El Goliat era parecido a un tanque en miniatura, que tenía un cable de más de 600 metros que le unía a un tanque real. Desde el tanque real se dirigía al Goliat con un mando estilo juego de Atari. Cuando Goliat llegaba al objetivo deseado, desde el tanque real se apretaba un botón, y los 130 kilos de explosivos que contenía nuestro minitanque explotaban.

FUENTE

Pero resultó que este pequeño acorazado de la muerte resultó ser demasiado difícil de manejar en el campo de batalla. También era muy caro de fabricar. Así que en una versión posterior empezó a funcionar con un motor a gasolina, o como una especie de cortadora de césped suicida. Eran más baratos.

0goliathmine-001.jpg
Goliat de segunda hornada  FUENTE

La Wehrmacht utilizó estos aparatitos en todas partes. Desde en la playa de Normandía a los Alpes. Se utilizaron unas 7.500 unidades. Con una velocidad máxima de sólo 6 kilómetros por hora, un Goliat era fácil de ver, aunque sus cinco mm de blindaje detenían una bala, pero no un arma anti-tanque.

Mientras que el V-2 es el padre del misil balístico intercontinental, el Goliat es el progenitor de los coches por radiocontrol.

Vía: Core77

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog