miércoles, 18 de junio de 2014

La historia de Betty Boop


Era el año 1928 Grim Natwick acababa de llegar a los Fleischer Studios, una compañía de animación cuyos fundadores Max y Dave Fleischer estaban trabajando tratando de encontrar un personaje de dibujos animados para competir con Mickey Mouse, que ese año tenía en cartelera "Steamboat Willie". El primer intento de los hermanos Fleischer para competir con Disney, "El perro Bimbo" no tuvo la acogida de el ratón de Disney.

Natwick  FUENTE

Dave Fleischer le presentó la música de una canción popular "Boop-Oop-A-Doop Girl", de Helen Kane a Natwick, y le pidió que diseñara un personaje femenino que le viniese bien a la canción. Natwick se puso a dibujar una perrita joven. La idea básica del personaje era un caniche francés, y la dotó de curvas femeninas. La perra, debutó en "Dizzy Dishes", en un papel secundario como bailarina en un club nocturno donde Bimbo, el personaje principal, era un camarero.





Como de costumbre, Bimbo no enganchó al público. Pero su coprotagonista era otra historia, al público le gustaba. Paramount Pictures, el distribuidor de Fleischer Studios, les pidió más historietas de la perrita. Cuando Max Fleischer se dio cuenta de lo popular que era, le dijo a los animadores que ella tenía que ser humana. En 1931 la antigua perrita ya tenía un nombre Betty Boop. Era totalmente distinta a lo que hacía Disney. Betty era una sugerencia sexual, era toda una chica. En 1934 en "Betty Boop's Rise to Fame", uno de sus pechos se ve durante una fracción de segundo.


FUENTE

Betty Boop fue uno de los personajes de mayor éxito de la década de 1930, en todo el mundo. Ella tenía un gran atractivo para las mujeres jóvenes de la época, cada vez más independientes. Jean-Paul Sartre y Gertrude Stein eran fans, y su imagen estaba en productos tan diversos como cartas, esmalte de uñas, cigarrillos ... Sus historias dieron la oportunidad a grandes del jazz como Cab Calloway y Louis Armstrong. Cuando estés viendo el baile en "Minnie the Moocher" si te fijas bien estás viendo la actuación de Cab Calloway.





La sexualidad inocente de Betty era su mayor atractivo, un hecho que desgraciadamente se demostró a mediados de la década de 1930, cuando Paramount Pictures bajo la presión de la oficina del código de censura de William H. Hays, obligó a los Fleischer Studios quitarle ese rol sexual a Betty Boop. Betty cambió el traje corto, sin mangas, con la espalda descubierta por un vestido mucho más largo con mangas y cuello; y el liguero por supuesto desapareció. Ya no era una cantante de club nocturno perseguida por hombres lascivos, Betty era una profesora, secretaria, ama de casa, o niñera; y el único hombre de su vida era un anciano profesor, llamado Grumpy. A finales de los años 30 Betty Boop pasó de moda. Y los Fleischer Studios pusieron fin a la serie original en agosto de 1939 con "Yip Yip Yippy".






Entre medias Helen Kane, había presentado una demanda de 250.000 dólares contra Max Fleischer, alegando que Betty era "una caricatura de su imagen". La estrategia de Fleischer fue negar el vínculo evidente entre Kane y Betty. Pero lo que decidió el caso a favor de Fleischer fue un clip de película en que una cantante negra llamada Baby Esther cantaba una canción que contenía la frase "boop-oop-a-Doop". Fleischer declaró que Kane había oído a Baby Esther cantar esta canción en 1928. Eso fue lo suficientemente convincente para que el juez desestimase el caso.


Vía: Neatorama


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog