viernes, 11 de julio de 2014

La miel que venció a Pompeyo

Cneo Pompeyo Magno (106-48 AC.), también conocido como Pompeyo el Grande fue un político y general romano. En el año 65 AC., Pompeyo se puso en camino en persecución de Mitrídates VI, rey del Ponto un estado situado en la costa sur del Mar Negro. Uno de los grandes adversarios de Roma.

Mitrídates VI. Busto en el Lovre   FUENTE

Ya había habido dos enfrentamientos anteriores entre el Ponto y Roma. La primera fue una victoria de Lucio Cornelio Sila que tuvo que volver con rapidez a Roma por el avance de Mario. En la segunda Guerra Mitridática (83 a. C. a 81 a. C.) las legiones romanas fueron comandadas por Lucio Licinio Murena. La guerra finalizó de manera inconclusa tras una derrota romana y la retirada por órdenes de Sila.

En este tercer enfrentamiento. Los soldados de Pompeyo el Grande llevaban muchísimas jornadas de marcha. Durante la mayor parte del 65 AC, las legiones romanas marcharon alrededor de la orilla sur del Mar Negro. Las exhaustas tropas descubrieron una gran cantidad de panales esparcidos por su camino, y se lanzaron hacia la dulce miel como osos hambrientos.

Pompeyo el Grande  FUENTE

Pero esa miel contenía una sustancia tóxica. A las pocas horas, las tropas comenzaron a tambalearse, a andar a ciegas y caer al suelo. Los partidarios de Mitrídates, que habían sembrado los panales por la ruta de los legionarios, aparecieron rápidamente y masacraron a sus enemigos. Pompeyo perdió tres escuadrones (turmae).  Esta derrota se podría haber evitado si Pompeyo hubiese estudiado la historia militar de la región. En un libro publicado 400 años antes, el general griego Jenofonte informó que sus hombres, después de un festín con miel silvestre de la región, perdieron la cabeza con alucinaciones y estados de locura.

Siglos después, en 1891, los científicos descubrieron que la causa de esta "miel loca": eran las flores de unos arbustos llamados rododendros. Las abejas tomaban de las flores no sólo el néctar, sino también un grayanotoxina, un veneno que altera la capacidad de señalización de las células nerviosas, provocando náuseas, dolor de cabeza, mareos, pérdida del control muscular, pérdida del conocimiento y se asemeja a una intoxicación etílica.

Flor de rododendro  FUENTE

Los soldados de Mitríades ganaron esta batalla, aunque no evitaron su derrota total ese mismo año. Dos años después Mitríades se suicidó en Panticapeum. En cuanto a los romanos, nunca cometieron este mismo error. Décadas más tarde, Plinio el Viejo seguía advirtiendo de las cualidades "perniciosas" asociadas con la miel del Mar Negro.

Vía: Mental_Floss y JRalonso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog