miércoles, 20 de agosto de 2014

La química detrás del pintalabios


El pintalabios es uno de los cosméticos más utilizados y requiere una serie de productos químicos para su producción. La elección de estos ingredientes es muy cuidadosa para proporcionar el color, brillo, e indelebilidad deseada. Un pintalabios contiene varios cientos de compuestos químicos diferentes, pero hay algunas sustancias y compuestos cuya inclusión es esencial.

FUENTE

Generalmente, las ceras y aceites constituyen la mayor parte de la composición de la barra de labios. Las ceras son quizás el compuesto más importante, ya que son cruciales para la estructura y la forma de la barra de labios. Una gama de diferentes ceras de origen natural se utilizan, siendo la cera de abejas la más común. La cera de abeja se compone de alrededor de 300 compuestos químicos diferentes; los compuestos principales son los ésteres, que constituyen alrededor del 70% de la composición. El 30% restante de compuestos incluye ácidos orgánicos e hidrocarburos.

Otro tipo de cera utilizada es cera de carnauba, obtenida de la palma de carnaúba brasileña, que con 87º tiene el punto de fusión más alto de cualquier cera. Su inclusión puede dar a la barra de labios la característica más útil la de no derretirse a altas temperaturas. Otras ceras que también se pueden incluir son la cera de candelilla, obtenida del arbusto mexicano Candelilla, y la lanolina, una cera secretada por las glándulas de animales lanares. Estas ceras también pueden impartir otras propiedades útiles, que pueden actuar como agentes emulsionantes y también pueden impartir brillo en los pintalabios.

Otros componentes importantes son los aceites. El más utilizado es el aceite de ricino, otros, como el aceite de oliva y aceite minerales también se utilizan aunque en menor medida. Los aceites dan las propiedades suavizantes y contribuyen a dar brillo a su apariencia. Además, actúan como disolventes para los colorantes solubles utilizados en la barra de labios, o agentes dispersantes para pigmentos insolubles.

Los pigmentos y colorantes, a pesar de que representan sólo un pequeño porcentaje de la composición de la barra de labios, son sin duda el más importante, ya que imparten el color al pintalabios. Los pigmentos son compuestos coloreados que son insolubles, mientras que los tintes son más comúnmente solubles. La manera en que proporcionan el color también puede variar. El rojo carmín, es un pigmento rojo común, que se deriva de la cochinilla. Se prepara hirviendo los cuerpos de los insectos en una solución de amoníaco o carbonato de sodio, filtrandolo, y añadiendo después sulfato de aluminio y potasio hidratado.

Cochinilla  FUENTE

Otro componente común para impartir el color es un compuesto llamado eosina. Este es un colorante que realmente cambia sutilmente su color cuando se aplica. En la barra de labios, que es de color rojo, con un tinte ligeramente azul; cuando se aplica, sin embargo, reacciona con los grupos aminos encontrados en las proteínas de la piel, y esta reacción provoca que se convierta en un color rojo profundo.

El dióxido de titanio, es un compuesto blanco en forma aislada, que es una adición común, que se puede añadir a los tintes rojos en cantidades variables para producir una gama de barras de labios de color rosa.

La capsaicina, un compuesto muy importante en los chiles, también se encuentra en las barras de labios. Como irritante de la piel hace que los labios parezcan más gruesos.

Capsaicina  FUENTE

En los últimos años se han analizado las pequeñas cantidades de metales pesados ​​que se pueden encontrar en algunas barras de labios. Aunque sus niveles no son perjudiciales, muchas compañías han optado por producir barras de labios sin plomo para disipar los temores de los consumidores.

Vía: Compound Interest

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog