miércoles, 5 de noviembre de 2014

Ignacy Paderewski de virtuoso del piano a primer ministro polaco


Paderewski nació cerca de la localidad polaca de Kurylowka, entonces en el Imperio ruso, actualmente Ucrania, a los pocos meses de edad su madre murió. Su familia era acomodada. Desde pequeño se sintió atraído por el piano su padre contrató a un músico para que le diese clase a él y a su hermana que también praçticaba al piano.

El padre de Ignacy era un patriota aférrimo. Cuando Ignacy tenía cuatro años, los cosacos se llevaron a su padre encadenado. Fue un suceso que Paderewski recordó toda su vida he hizo crecer en él, su amor por Polonia . Los niños fueron atendidos por una tía hasta que puesto en libertad y se trasladó a la ciudad de Sudilkow.

El progreso musical de Ignacy fue tan impresionante que en 1872, cuando tenía 11 años, su padre lo llevó al Conservatorio de Varsovia, que de inmediato lo aceptó como estudiante. Más tarde estudió en Berlín y Viena en la década de 1880. Su debut en Viena, en 1887, y su actuación dos años después en París, le valieron la fama de ser, después de Franz Liszt, el mejor pianista del mundo. Eran muy admiradas sus interpretaciones de las obras del compositor polaco Frédéric Chopin. Paderewski era adorado por los amantes de la música clásica por su estilo enérgico, aunque los críticos tenían sus reservas sobre su estilo al piano.

Paderewski  FUENTE

En 1913 se estableció en los Estados Unidos. Durante la Primera Guerra Mundial, él representó al Comité Nacional de Polonia en los Estados Unidos e instó a la independencia de Polonia ante el Presidente Woodrow Wilson. Con la independencia asegurada, en enero de 1919 se formó un gobierno en Varsovia en el que Paderewski fue nombrado Primer ministro y Ministro de Relaciones Exteriores.

Tras ser abandonado por muchos de sus partidarios políticos, entregó a Piłsudski una carta de dimisión el 4 de diciembre de 1919. Tomó entonces el cargo de embajador de Polonia en la Sociedad de Naciones, hoy Organización de las Naciones Unidas. En 1922, se retiró de la carrera política y retomó su vida de concertista. Su primer concierto tras la prolongada intermitencia fue en el Carnegie Hall, de Nueva York, que se convirtió en un gran y significante éxito.

Tras la Invasión de Polonia en 1939 volvió a la vida pública. En 1940 se convirtió en la cabeza del Consejo Nacional de Polonia, el parlamento del Gobierno de Polonia en el exilio, en Londres. El octogenario artista realizó varios conciertos (los más importantes en Estados Unidos) para aportar dinero a esa causa.





Durante una gira en 1941, Paderewski murió súbitamente, en Nueva York, el 29 de junio. Fue sepultado en el Cementerio de Arlington.. En 1992 se trasladaron sus cenizas a Varsovia, donde se depositaron en una cripta en la Catedral de San Juan.

Fuentes: HistoryToday y Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog