miércoles, 19 de noviembre de 2014

¿Quién construyó este palacio de verano en Siberia?


Ubicado en una isla y con grandes muros, parece ser una antigua fortaleza para mantener alejados a los enemigos. Otros creen que esta estructura de 1.300 años de antigüedad en la Siberia rural podría haber sido un palacio de verano, monasterio, o incluso un observatorio astronómico. Sea lo que sea, más de un siglo después de que fuera explorada por primera vez, los arqueólogos no han descubierto los secretos de Por-Bajin.

FUENTE

Fue construido en el año 757, se encuentra en medio del lago Ozero Tere-Khol, en la República de Tuvá. Fue explorado por primera vez en 1891, pero no fue hasta el año 2007 cuando se exploró en profundidad. Los arqueólogos encontraron tablillas de arcilla, dibujos de colores en el yeso de las paredes, puertas gigantes y fragmentos de madera quemada. Pero nada todavía ha dado una respuesta definitiva en cuanto a la función de esta estructura.

Construido en el período del imperio nómada Uigur Khaganate (744-840 dC), no se sabe para que se construyó una fortaleza en un lugar tan solitario, lejos de los grandes asentamientos y rutas comerciales. Por-Bajin, se encuentra a unos cinco kilómetros al oeste del asentamiento aislado de Kungur-Tuk en el sur de Siberia.

FUENTE

Los muros exteriores de 3 metros de altura y cuatro metros de ancho forman una estructura rectangular, lo que haya hecho creer que puede ser una fortaleza. Las paredes del interior tienen un metro de altura, formando el contorno de los edificios, con un gran edificio en el centro. El complejo principal en el patio interior tenía una estructura central de dos partes, una detrás de otra unidas por una pasarela cubierta. Tenía un techo de tejas sostenido por 36 columnas de madera que descansaban sobre bases de piedra.

FUENTE

Los materiales de construcción, y su forma coinciden con la tradición arquitectónica china de la segunda mitad del siglo VIII. Mientras continúa el debate sobre la función dePor-Bajin, existe una creciente evidencia de que era una compleja comunidad o palacio en torno a un monasterio budista. Lo que desconcierta a los expertos, sin embargo, es la falta de sistemas de calefacción rudimentarios, sobre todo teniendo en cuenta de que Por-Bajin está a 2.300 metros sobre el nivel del mar en el terrible clima siberiano.

FUENTE

Hay indicios de que el complejo era ocupado por un breve período de tiempo, como un hogar temporal en los meses de verano. Si bien el debate continuará por décadas, los que han visto Por-Bajin están todos de acuerdo en una cosa, su belleza.

Vía: Siberiantimes



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog