miércoles, 21 de enero de 2015

Una broma de muerte para Errol Flynn


John Barrymore murió el 29 de mayo de 1942 después de una larga e ilustre carrera, repleta también de alcoholismo y sexo con jóvenes actrices. Poco después de su muerte, el también actor y amigo de Barrymore, Errol Flynn junto a otro amigo de John, el director Raoul Walsh estaban ahogando sus penas por el amigo muerto cuando a Walsh se le ocurrió una idea. Según las memorias de Flynn, Walsh insistió en que estaba demasiado abrumado por la pena para seguir bebiendo, y con esta excusa se marchó con algunos otros cómplices con la idea de sacar el cuerpo de Barrymore de la funeraria donde estaba esperando para ser embalsamado.

John Barrymore  FUENTE

Walsh le dijo el director de la funeraria que una tía enferma de Barrymore quería rendir sus respetos al actor caído, pero que su salud le impedía salir de su casa. Esto, como se puede imaginar, no convenció al director que les negó tal proposició. Pero Walsh sabía cómo salir de un aprieto y ofreció el director 100 dólares de la época para que mirara hacia otro lado.

Walsh y sus cómplices llevaron el cuerpo de Barrymore a la casa de Errol Flynn, donde lo colocaron en un sillón. Al poco tiempo Flynn borracho tropezó, encendió la luz, y vio el cadáver de Barrymore, gritó y salió corriendo, con dirección a su coche para abandonar su mansión. Walsh le detuvo explicandole que era solo una broma. Walsh fue golpeado por un asustado y enojado Errol Flynn.

El cuerpo de Barrymore fue devuelto a la funeraria, y Flynn pasó los siguientes años tratando de quitar el olor a "amigo muerto" de sus muebles. Gene Fowler, amigo de Barrymore insiste que Flynn se inventó esta historia, pero es su palabra contra la de Flynn... y no me digáis que no mola la historia.

Via: Cracked



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog