miércoles, 18 de marzo de 2015

Nombres científicos elegidos para insultar al rival


¿Cuál es la mejor manera de asegurarse de que su insulto dura en el tiempo? Si eres un científico que tiene el placer de nombrar a un género o a una especie descubierta, aquí está la ocasión. La Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica tiene una regla para que no se pueda poner un nombre que "ofenda por cualquier motivo." Y seamos sinceros, para la mayoría de la gente, un organismo que lleve tu nombre, es un honor.

Hay especies de escarabajos limo moho que se llaman George W. Bush, Dick Cheney y Donald Rumsfeld. Los entomólogos que los nombraron, los investigadores de la Universidad de Cornell, Quentin Wheeler y Kelly B . Miller insisten en que los nombres fueron concebidas como homenajes, no como insultos. Después de todo, estos científicos, nombraron a otros escarabajos con los nombres de sus esposas y otras personas que quieren.

Cuando Dominic Evangelista subastó los derechos del nombre de una especie recién descubierta de cucaracha, resistente al frío, cuya hembra se come el ácido úrico del macho durante el sexo. La ganadora fuera la doctora May Berenbaum, vicepresidenta de la Sociedad Entomológica de América, y que decidió nombrar a la cucaracha como "Xestoblatta berenbaumae" No todos los organismos han sido nombrados con buenas intenciones, hay un montón de nombres biológicos insultantes. Pero es difícil separar la verdad de la leyenda urbana científica.

Carl von Linné.jpg
Carl Linneo  FUENTE

Se dice que Carlos Linneo nombró el género de malezas Buffonia como un insulto al taxónomo rival Georges-Louis Leclerc, conde de Buffon. Buffon fue un duro crítico del "método de categorización de las especies, considerando la taxonomía de Linneo absurda. Sin embargo, un artículo de 1858 en el Diario Botánico de la Linnean Society afirma que Linneo comenzó explicando el género Buffonia (que provenía de "bufo", la palabra latina para el sapo).

FUENTE

En otros casos, sin embargo, está claro que Linneo utilizó su poder como taxónomo preeminente para insultar a la gente que no le gustaba. El ejemplo más famoso es "Siegesbeckia" , un género de hierbas conocidas porque desprenden una sustancia desagradable al olor. El género es el nombre de su compañero botánico Johann Georg Siegesbeck. En diciembre de 1737, Siegesbeck había dicho que la categorización Linneana de plantas por sus órganos sexuales era una "prostitución repugnante."

Daniel Rolander fue alumno de Linneo y tuvo un duro enfrentamiento con su maestro. Rolander regresó de una recogida de muestras en Surinam. Él se negó a mostrar su colección a Linneo, el taxónomo irrumpió en la casa de su ex alumno, y le robó algunas de sus muestras, lo vetó en las organizaciones académicas, y nombró a una especie de escarabajo con el nombre de "Aphanus rolandri". "Aphanus" en griego significa "discreto".

Por cierto, Carl Linneo tiene una planta con su nombre "Linnaea borealis". Esta planta fue nombrada por Gronovius y es una planta de Laponia, humilde e insignificante. Gronovius, ¿insultó a Linneo con el nombre de la planta?. La cosa no fue así fue un caso de "falsa modestia" por parte de Linneo. Él le pidió a Gronovius que nombrase con su nombre la planta.

El paleontólogo O.A. Peterson nombró a un mamífero prehistórico "Dinohyus hollandi" en "honor" de W.J. Holanda, director del Museo Carnegie de Historia Natural. Holanda era un tipo que ponía su nombre en primer lugar en cada artículo científico que salía de la institución, por muy poco trabajo que el hubiese realizado en el mismo. Así Peterson decidió que sería perfecto para dar el nombre de su jefe a una especie de cerdo gigante.

FUENTE

Los paleontólogos suecos Elsa Warburg y Orvar Isberg se dedicaron unos bonitos nombres unos a otros. Warburg nombró a un trilobites "Isbergia planifrons" ("planifrons" significa "cabeza plana", que en sueco implica estupidez). Isberg por su parte nombró a un mejillón "Warburgia crassa" ("crassa" en latín significa "grueso")

Una de las historias más conocidas sobre nombres científicos rencorosos parte de la "Guerra de los Huesos" entre los paleontólogos rivales Othniel Charles Marsh y Edward Drinker Cope. Es la historia de una amistad que se convirtió en una batalla científica amarga, que enfrentó a estos dos científicos.

Cope a la izquierda y Marsh a la derecha  FUENTE
En 1884, Cope nombró a un mamífero prehistórico "Anisonchus cophater" y escribió a su asistente: "Es inútil que busques la derivación griega de "cophater", porque no tiene ese origen clásico. Se deriva de la unión de dos palabras inglesas, Cope y "hater" (odiar), y lo he llamado así en honor de todos los que odían a Drinker Cope". En 1978, el paleontólogo Leigh Van Halen decidió que era justo nombrar a otro mamífero prehistórico con el nombre de  "Oxyacodon marshater" para los que odian a Charles Marsh .


Vía: Io9

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog