viernes, 22 de mayo de 2015

El Papa que paró a Atila


León I el Magno o el Grande (390 –461) fue Papa desde el 440 hasta su muerte. Era diácono en Roma bajo el pontificado de Celestino I convirtiéndose en un destacado diplomático con el papa Sixto III quien, a petición del emperador Valentiniano III, lo envía a la Galia con la misión de resolver el enfrentamiento entre Aecio, el comandante militar de la provincia, y el magistrado Albino.En esta misión se encontraba León cuando tras fallecer el papa Sixto III, el 19 de julio de 440, conoce su elección como nuevo pontífice. Se dirige entonces a Roma donde es consagrado el 29 de septiembre.

Herrera mozo San León magno Lienzo. Óvalo. 164 x 105 cm. Museo del Prado.jpg
León I  FUENTE

En su época de Pontificado transcurre la vida de Atila, el azote de Roma. Atila rey de los Hunos, contaba sus batallas por victorias hasta que atacó Las Galias en el 451 , donde se enfrentó a Aecio (el último de los romanos) en la Batalla de los Campos Cataláunicos, donde no pudo doblegar a las fuerzas coligadas de romanos, francos, alanos y visigodos. Atila se retiró a las estepas húngaras para regresar un año más tarde y acometer su ataque a Roma.

Con otro nuevo ejército invade la Península Itálica, su avance hacia Roma es imparable. Valentiniano III ha salido huyendo pero encomienda a León I que era un gran diplomático, entrevistarse con Atila acompañado de gran cantidad de oro para convencerlo de que no ataque Roma. El encuentro se produce en Mantua. Nadie sabe de que hablaron, pero Atila sin coger el oro se marcha por donde vino. Para la leyenda cristiana, Atila vió a San Pedro y San Pablo a la espalda de León I. Pero lo más seguro es que Atila se retiró debido a las enfermedades y hambrunas que había entre sus tropas.

Encuentro entre el Papa León y Atila por Rafael Sanzio  FUENTE

Unos años más tarde, en 455, en una situación similar, los vándalos de Genserico asolaban la península italiana y de nuevo León I fue al encuentro del invasor. Consiguió que los ciudadanos no fueran pasados a cuchillo ni que fuera incendiada Roma. Los vándalos saquearon Roma, respetando las basílicas consagradas.

Saqueo de Roma por Genserico, a la derecha Leon I, obra de Karl Briulov  FUENTE

Como Papa, asumió el título de "pontifex maximus", que habían abandonado los emperadores romanos desde el 382. Este título acompaña a los Papas hasta hoy en día.  Fue canonizado en 1574.

Fuentes: Wikipedia e Historias curiosas en la Iglesia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog