lunes, 5 de octubre de 2015

La construcción de la Presa Hoover en fotografías


En los primeros años del siglo XX, el rápido desarrollo del suroeste de los Estados Unidos estaba creando una gran demanda de electricidad y agua. Al mismo tiempo, una serie de inundaciones catastróficas dejó claro que el río Colorado necesitaba ser represado y controlada. En 1922,  el Servicio de Recuperación de los EEUU estableció que el mejor sitio para controlar el río era el Cañón Negro, el lugar ideal para una presa. Se había elegido inicialmente el Boulder Canyon (pero se encontraba en una falla sísmica). El proyecto al principio llevabe este nombre Presa Boulder.


Cañón Negro  (Colorado)  1928


El Congreso autorizó el proyecto en 1928 y la construcción se inició en 1931, bajo la dirección de un consorcio llamado Six Companies, Incorporated. La Gran Depresión estaba en su apogeo, y decenas de miles de trabajadores acudieron al Cañón Negro con sus familias. Allí acamparon soportando temperaturas de hasta 48 grados centígrados. En su apogeo, la construcción empleaba a 5.251 personas.


Topógrafo trabajando en 1932 

El primer paso era desviar el río lejos del sitio de la construcción de la presa. Cinco kilómetros de túneles de desvío fueron cavados a ambos lados del río, y enormes "ataguías" fueron construidas por encima y por debajo del lugar.

Con el cauce seco, comenzó la excavación. Millones de toneladas de sedimentos y rocas se sacaron hasta llegar a la roca madre. El diseño para la presa era el llamado arco-gravedad, la fuerza de aplastamiento del depósito de agua se trasladaba a las paredes colindantes del cañón. Para asegurarse de que esas paredes eran sólidas, trabajadores especializados tuvieron que hacer rápel sobre ellas mientras trabajaban. La caída de rocas eran un peligro grave, por lo que los trabajadores empezaron a utilizar por primera vez en la construcción los primeros cascos.


Trabajadores en las paredes


Explosión de dinamita 1933

Septiembre  1933



Haciendo rápel en el cañón

Martillos neumáticos puliendo paredes  


En junio de 1933, el vertido del hormigón comenzó. Las reacciones químicas que se producen durante el endurecimiento del hormigón generan altos niveles de calor. Para evitar este problema, el hormigón se vertió en pequeñas parcelas rectangulares llamadas "ascensores". A continuación se enfrió con tubos llenos de agua enfriada con hielo. Para cuando el vertido cesó en mayo de 1935 se habían utilizado aproximadamente unos tres millones de metros cúbicos de hormigón, suficiente para pavimentar una carretera de Nueva York a San Francisco.


"Ascensores" de hormigón

Presa en 1934

Base de una de las torres de admisión   1934


Aunque el mito de que hay cuerpos sepultados en la presa es sólo eso, un mito, hubo 112 muertes durante todo el proyecto de la presa. El primero fue JG Tierney, un topógrafo que se ahogó mientras buscaba un lugar para la presa el 20 de diciembre de 1922.


Presa finalizada  1935

Estudiantes de ingienería en la base de uno de los generadores hidroeléctricos en la General Electric de New York   1935

Trabajos durante la noche en la presa  1935



El 30 de septiembre de 1935, el presidente Franklin D. Roosevelt, inaguró la presa de manera formal. Un año después, la planta de energía hidroeléctrica se puso en funcionamiento, suministrando electricidad a ciudades en California, Nevada y Arizona.


Funcionarios del Estado viajan en una tubería con la presa casi terminada en 1935  


Roosevelt en la presa 

1936


Finalmente se renombró "presa Hoover" en 1947, en honor al ex presidente de los EEUU, Herbert Hoover, uno de los promotores de la obra. La presa era la estructura artificial más grande del mundo en aquel tiempo. La presa creó el lago Mead, el embalse más grande de Estados Unidos.







Vía: Retronaut

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog