miércoles, 11 de mayo de 2016

El temerario conductor de diligencias que era "conductora"


Ser un conductor de diligencias en el siglo XIX tenía su mérito. Los riesgos eran altos, y sólo los conductores más hábiles tenían éxito. Era un estilo de vida que poca gente podía soportar, una vida de soledad y peligro. Uno de los más hábiles dirigiendo diligencias era un tipo llamado Charley Parkhurst, también conocido como "Charley One", pues había perdido un ojo por una patada de un caballo.

Charley Parkhurst nació en 1812, no se sabe si en Sharon (Vermont) o Lebanon New Hampshire. Su madre murió ese mismo año. A los 12 años, Charley se escapó de su caso y fue acogido por Ebenezer Balch que tenía una caballeriza en Providence. Aprendió a cuidar de los caballos, y conducir diligencias. En 1849 se trasladó a California, en plena fiebre del oro, donde se convirtió en uno de los mejores conductores de diligencia de su tiempo. Charley One defendió su diligencia de ladrones, e incluso mató a uno en un intento de robo.

Cuando se retiró del oficio, abrió un salón, luego se reinventó a sí mismo haciéndose granjero. Murió a la edad de 67 años, debido a un cáncer de lengua. Pero un descubrimiento postmortem hace de esta historia, una historia de otra dimensión. Después de su muerte, se descubrió que Charley era una mujer. Nació con el nombre de Charlotte Darkey Parkhurst. Cuando se escapó de su casa, comenzó a usar el nombre de Charley. Cuando fue recogido por Balch, el hombre pensó que estaba rescatando a un niño, y lo trató como a un hijo. El médico forense además añadió que Parkhurst había dado a luz, un bebé que no sobrevivió. La historia viajó por todas partes, nadie tenía la menor idea de su secreto.

Charlotte "Charley" Parkhurst. Image Courtesy of the Santa Cruz Museum of Art and History.
FUENTE

Cita de su obituario en el New York Times:

"Que una joven mujer tenga que asumir el rol de un hombre, desafiando los peligros de los caminos de 1849 lo hace casi mítico. Durante 30 años ella debía estar en constante relación con hombres sin que su verdadero sexo saliese al aire. Treinta años disfrazada..." The New York Times, 9 de enero de 1880.

Para añadir más a esta increíble historia, Charley Parkhurst podría haber sido la primera mujer en votar en California. Su nombre aparece en la lista oficial del censo para la elección de 1868, como Charley Darkey (Durkee) Parkhurst. Las mujeres no pudieron votar en California hasta 1911.


Vía: Dailyuv

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog