lunes, 19 de junio de 2017

El submarino que "hundió" un tren



Cuando se habla de las acciones en combates de los submarinos durante la Segunda Guerra Mundial, hay uno destacado es el submarino USS Barb (SS 220). Ningún otro submarino puede presumir de tener un tren en su bandera de combate.

FUENTE

Si bien hay muchos cuentos fascinantes sobre elBarb durante la Segunda Guerra Mundial, este en particular comenzó en junio de 1945. Para entonces Eugene B. Fluckey, el comandante del submarino ya había ganado la Medalla de Honor del Congreso y su tripulación una mención presidencial. Pero Fluckey lejos de dormirse en los laureles ya había iniciado otra patrulla de guerra, tras solicitarlo al Comandante de la Flota Submarina del Pacífico.

Fluckey había observado que los trenes llevaban suministros y materiales a las naves enemigas en la isla japonesa de Karafuto. La tripulación comenzó a reflexionar como atacar un tren. El Maquinista de tercera clase Billy Hatfield lanzó su solución "Thunder Below". Se tendría que idear un micro-interruptor, atarlo entre dos lazos en las vías y el tren detonaría la bomba. Hatfield pidió dirigir la misión.

Hatfield  FUENTE

No hubo escasez de voluntarios, pero tenían que cumplir con los criterios de Fluckey: Los siete voluntarios restantes que acompañasen a Fluckey tenían que ser solteros, representar a todos los departamentos, y al menos la mitad de ellos debían haber sido boy scouts. ¿Por qué Boy Scouts? Como ex scout, Fluckey sabía que habían sido entrenados para emergencias médicas, cosa que no vendría mal si se torciese la cosa.

Cuatro días más tarde, las nubes oscurecieron la luna y el Barb avanzó 950 yardas hacia la costa. Poco después de la medianoche el 23 de julio de 1945, los comandos de Fluckey se deslizaron en sus pequeñas embarcaciones. Media hora después, estaban en la isla. Los hombres aparecieron cerca del patio trasero de una casa japonesa, un perro tenía a la tripulación en estado de alerta, por suerte tanto el perro como el residente de la casa estaban dormidos.

Fluckey   FUENTE

Los ocho hombres llegaron a las vías, donde había una torre de agua que era un puesto de vigilancia. Donde un guardia dormía. La tripulación trabajó en silencio para cavar los agujeros y colocar una carga explosiva de 25 kilos y el interruptor del detonador. Había que configurar el interruptor del detonador. Hatfield era el encargado de hacerlo.

Noventa minutos después de salir, el equipo de tierra señaló que regresaban. Fluckey tenía al Barb a menos de 600 yardas de la costa. Quince minutos más tarde, un tren llegó por las vías hacia su destino final. La explosión envió piezas del motor al cielo como un castillo de fuegos artificiales. Cinco minutos más tarde, al llegar a aguas más profundas, Fluckey ordenó a sus hombres subir a la cubierta y presenciar su logro, el “hundimiento” de un tren en suelo japonés.

El Barb finalizó su patrulla de guerra el 2 de de agosto de 1945 en las Midway. Unos días más tarde, el bombardeo nuclear de Hiroshima y Nagasaki provocó la rendición japonesa y el final de la Segunda Guerra Mundial.

La bandera de combate del submarino refleja los logros del Barb: 12 patrullas de guerra, cinco en el teatro europeo y siete en el Pacífico; seis cruces de marina, 23 estrellas de plata, 23 estrellas de bronce y una medalla de honor ganados por los miembros de la tripulación... 34 barcos mercantes dañados o hundidos; cinco buques de guerra japoneses dañados o hundidos, bombardeos en tierra, y un tren...

Resultado de imagen de submarino japones
FUENTE


Vía: UsnHistory

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog