miércoles, 5 de julio de 2017

La mujer que paró la talidomida en EEUU


Frances Oldham Kelsey (1914-2015) fue una farmacóloga canadiense que trabajó para la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos). Ella se negó a autorizar la talidomida en EEUU por dudas sobre la seguridad del medicamento. Sus dudas demostraron ser justificadas cuando la talidomida causó graves malformaciones en los fetos. Kelsey fue galardonada con el Premio al Mérito Civil por el presidente John F. Kennedy .

Frances Oldham Kelsey.png
Frances Oldham Kersey  FUENTE

Frances nació en Shawnigan Lake en la isla de Vancouver, la Columbia Británica. Asistió a la Universidad de Victoria, luego se matriculó en la Universidad McGill , donde se licenció y obtuvo un máster en farmacología. Uno de sus profesores, escribió a EMK Geiling, un destacado investigador del departamento de farmacología de la Universidad de Chicago , solicitando un puesto de trabajo para ella. Frances empezó a trabajar en 1936.

Durante su segundo año, Geiling estuvo trabajando con la FDA en la investigación de muertes inusuales relacionadas con el elíxir de sulfanilamida. Kelsey estuvo en el grupo de investigación, que mostró que las 107 muertes fueron causadas por el uso de dietilenglicol como disolvente. Al año siguiente se doctoró en farmacología en la Universidad de Chicago.

Frances Oldham con EMK Geiling  FUENTE

En 1942, al igual que muchos otros farmacólogos, Kelsey estaba buscando una cura sintética para la malaria. Como resultado de estos estudios, Kelsey descubrió que algunos fármacos eran capaces de pasar a través de la placenta. Kelsey dejó la Universidad de Chicago en 1954, y empezó a trabajar de profesora de farmacología en la Universidad de Dakota del Sur hasta 1957.

Ella obtuvo la doble nacionalidad, en la década de 1950. En 1960, Kelsey fue contratada por la FDA. Una de sus primeras tareas fue revisar una solicitud de Richardson Merrell para el fármaco talidomida (con el nombre comercial Kevadon). Era un tranquilizante y calmante para mujeres embarazadas con náuseas matutinas. A pesar de que ya había sido aprobado en Canadá y en más de 20 países europeos y africanos, Kelsey pidió más estudios. A pesar de la presión del fabricante, Kelsey persistió en solicitar información adicional, pues había un estudio que documentaba un efecto secundario en el sistema nervioso.

FUENTE

La insistencia de Kelsey fue justificada cuando empezaron los primeros nacimientos de bebés deformados en Europa, vinculados a la ingestión de talidomida por sus madres durante el embarazo. Los investigadores descubrieron que la talidomida cruzaba la barrera de la placenta y causaba graves defectos en el feto. Fue aclamada en la portada de The Washington Post como una heroína que había evitado una tragedia similar en los EE.UU. Kelsey fue galardonada con el premio al Mérito Civil y se convirtió en la responsable de dirigir las pruebas de medicamentos de la FDA.

Kelsey se retiró de la FDA en 2005, a los 90 años, después de 45 años de servicio. En 2010, la FDA estableció el Premio Kelsey, que se otorga anualmente a un empleado. Murió en Londres, Ontario, el 7 de agosto de 2015 a la edad de 101 años.


Vía: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog