jueves, 18 de enero de 2018

El abogado que murió por demostrar la inocencia de su cliente


Esta es la historia de un abogado que se disparó accidentalmente consiguiendo demostrar la inocencia de un acusado en un juicio por asesinato. Su nombre era Clemente Vallandigham. El suceso ocurrió en Lebanon, un pueblo del condado de Warren, Ohio, en 1871.

En la víspera de Navidad del año anterior un hombre llamado Thomas Myers había estado jugando a las cartas en una sala privada de un bar en las inmediaciones de Hamilton cuando cinco individuos irrumpieron y se produjo una pelea. Myers, escarbó en su bolsillo para sacar su pistola y se escuchó un disparo. Sacó la pistola, disparó un par de veces y a continuación, cayó muerto.

Clemente Vallandighan  FUENTE


En la confusión del momento, los jugadores huyeron en todas direcciones. Pero cuando los testigos relataron su historia, un nombre salía una y otra vez, el del conocido enemigo de Myers, Thomas McGehan. Nadie pudo decir con seguridad que iba armado esa noche, pero era uno de los intrusos que irrumpieron en la sala.

En el juicio el juez y los jurados estaban satisfechos, tenían su asesino. A la noche siguiente de que la fiscalía había expuesto sus argumentos, el Sr. Vallandigham tomó un trozo de tela, para llevar a cabo su propio experimento, establecer los niveles de residuos dejado por un disparo a quemarropa. Cuando terminó su demostración, tres balas permanecían en la cámara de su pistola.

De vuelta a su hotel, le llegó un paquete donde estaba la pistola de Myers, sin carga, y lista para ser examinada. Vallandigham fue a su habitación y puso ambas pistolas, una al lado del otra. Cuando le explicaba a un visitante que había obtenido éxito en sus pruebas sobre el trapo y que podía demostrar que Myers se había pegado un tiro al manipular el arma en su bolsillo, tuvo una idea genial, hacer una demostración. Él cogió una pistola, la puso en el bolsillo, la sacó lentamente, volvió la boca del cañón sobre sí mismo y apretó el gatillo, pero había cogido la pistola equivocada.

"El desafortunado defensor había demostrado la razonabilidad de su teoría," informó el Leeds Times, "pero a costa de su vida."

¿Qué fue de McGehan? Fue absuelto, aunque unos años más tarde se suicidó o eso se piensa. Los habitantes del lugar le habían amenazado con quitarle la vida, pero esto ya es otra historia.

Vía: BBC


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog