lunes, 4 de octubre de 2010

La familia de Carlos IV. Esos Borbones degenerados.




Los descendientes de Luis XIV, los Borbones que reinan en España son unos degenerados. Basta con ver el Museo del Prado de Madrid el famoso cuadro de Goya que representa a la familia. Una galería de monstruos. La pintura es tan cruel que casi parece una caricatura. Sin embargo, los personajes se encontraron tan parecidos que felicitaron y honraron al artista.


En el centro del grupo el rey Carlos IV sonrié con una inexpresable estupidez. Es un hombrachón de sesenta años, de pesada corpulencia, de aspecto bonachón, de aire completamente alelado. Respiran la tontería más desesperante.


A su lado, la reina María Luisa, es una arpía, ajada, desdentada, de mirada apagada y maligna. Por encima de los perifollos y colorines exhibe una especie de cabeza de ave rapaz. Tiene, a la vez, algo de bruja y de lechuza.


El heredero del trono, Fernando, príncipe de Asturias, es un bobo, cuyo rostro, ininteligente y socarrón, refleja la imbecilidad y la bellaquería.

George Roux

Una crítica de éstas sería dificil en esta España cortesana.

Vía: Breve Historia de la Guerra de la Independencia Española

5 comentarios:

  1. Muy buena esta entrada. Y pensar que a Fernando VII se le llamó el Deseado que impidió de mil maneras el progreso de España y la aplicación de la Constitución de 1812. ¡Qué manera de mantener al pueblo engañado!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Te puse unos cuántos vídeos, pero ya no me acuerdo. Si quieres mi msn es el mismo del correo.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Carlos III en su cierta medida fue un monarca espabilado aunque fue su legado el que fue degenerando.

    ResponderEliminar

Archivo del blog