martes, 9 de junio de 2015

El juez de la SS que procesó a compañeros genocidas


Georg Konrad Morgen fue el primer hombre en procesar a comandantes de los campos de concentración nazis, pero él no era un juez de los tribunales de crímenes de guerra. Él era un oficial de la SS y procesó a sus compañeros durante la Segunda Guerra Mundial. Morgen no los juzgó por crímenes contra la humanidad, pero sí por los delitos comunes de corrupción y asesinato. Mientras investigaba los crímenes, se encontró con la maquinaria de asesinatos en masa en Auschwitz-Birkenau.

Esta maquinaria la puso en marcha Hitler, cuya voluntad era ley, por lo que el asesinato en masa se había convertido en 'técnicamente legal'. Todo lo que podía hacer, fue enjuiciar a los autores de los homicidios "ilegales" y delitos menores. Incluso dictó una orden de arresto contra Adolf Eichmann, pero por malversación.

Konrad Morgen 1950  FUENTE 

Morgen era un juez de la SS. La SS, tenía un sistema de tribunales, que juzgaba casos contra miembros de la organización. En 1941 y en el primer semestre de 1942, investigó la corrupción financiera de los miembros de las SS en la Polonia ocupada. En julio de 1943, Heinrich Himmler, Reichsführer de las SS, eligió a Morgen para investigar la corrupción de las SS en los campos de concentración. El rastro de esas investigaciones le llevaron a las puertas de las cámaras de gas.

Su primer destino, fue en Cracovia la sede de la administración alemana en la parte de la Polonia ocupada no incorporada al Reich. Su principal sospechoso en Cracovia fue Hermann Fegelein, quien dirigió el regimiento montado de la SS. Fegelein era un favorito de Himmler, y más tarde su enlace con Hitler. En 1944, se casaría con Gretl Braun, la hermana de Eva Braun. Un año antes de ser investigado por Morgen, Fegelein había sido acusado de robo. Fegelein apeló a Himmler y la investigación fue cerrada.

Fegelein  FUENTE

Morgen sospecha que Fegelein había saqueado una empresa de piel judía, que había sido confiscada junto a un oficial de caballería nazi, Albert Fassbender, que había sido puesto a cargo de la empresa Tanto Fegelein y Fassbender tomaron a dos empleadas de la empresa como amantes, que les ayudaron para malversar sus activos. Una vez más, Himmler salió en defensa de Fegelein. Himmler dijo que era gracias a Fegelein, Fassbender y su amante Mirowska un activo para la inteligencia nazi, que la empresa había resurgido.

Morgen desenmascaró a Mirowska y no encontró ningún dato que corraborará lo que Himmler afirmaba de su trabajo para el servicio secreto alemán, es más sospechaba que trabajaba para la resistencia polaca. Un año más tarde se confirmó este dato, pero Himmler lo retiró del caso y lo mandó al frente oriental, donde los soviéticos acababan de comenzar su contraataque en Stalingrado.

Sin embargo, a principios de 1943, el propio Himmler llamó a Morgen para que investigase la corrupción de miembros de la SS, esta vez en los campos de concentración. Himmler sospechaba que los oficiales se quedaban con las posesiones de los judíos y no lo entregaban al Reich. Morgen pasó la segunda mitad de 1943 investigando sobre casos de corrupción en Buchenwald, Dachau y otros campos, incluyendo Cracovia-Płaszów, que se hizo famoso por la película "La lista de Schindler". (1993). En una escena de la película, el narrador comenta que el comandante Goth estaba siendo auditado por la SS. De hecho, los investigadores estaban trabajando para Morgen.

Göth  FUENTE

Morgen no limitó sus investigaciones a la corrupción. Él encontró que los prisioneros en Buchenwald que habían sido testigos de casos de corrupción habían desaparecido y él dedujo que habían sido asesinados. Él acusó de asesinato al comandante de Buchenwald, Karl Otto Koch.Pero entonces Morgen descubrió asesinatos en una escala mucho mayor. Tras encontrar grandes paquetes de oro, de las piezas dentales de los judíos, y teniendo en cuenta que sólo un tanto por ciento de la población tenía dientes de oro, Morgen sospechó que se estaba realizando una carnicería. Morgen visitó Auschwitz, con el fin de llevar a cabo investigaciones sobre el terreno. Donde descubrió la matanza.

Koch  FUENTE

Morgen informó lo que había encontrado a varios de sus superiores, entre ellos el jefe de la Gestapo, Heinrich Müller. Al que no le sorprendió en absoluto el exterminio de los judíos y él le dijo irónicamente "¿Por qué no me arrestas?".

Morgen hizo lo único que podía hacer, llamó a algunos de los perpetradores del genocidio a juicio por otros cargos. Descubrió que Maximiliano Grabner, jefe de la Gestapo en Auschwitz,  mataba de manera rutinaria a los presos de la cárcel del campamento cuando estaba demasiado llena. Eran unos asesinatos "ilegales".

El juicio contra Grabner y el de Koch tuvieron lugar en el otoño de 1944. Los superiores de Morgen enviaron varios oficiales de las SS de observar el juicio. Se rumoreaba que Morgen era "un hombre muerto". El comandante Koch fue condenado, pero sólo bajo la acusación de corrupción. A pesar de eso fue ejecutado en 1945, poco antes del final de la guerra. El juicio de Grabner fue suspendido para nunca reanudarse. El castigo de Grabner tuvo que esperar hasta 1948, cuando fue ejecutado por un tribunal de crímenes de guerra en Polonia.

Grabner  FUENTE

Después de la guerra, Morgen fue detenido y extensamente interrogado por el Cuerpo de Contrainteligencia de Estados Unidos. Él testificó en numerosos juicios por crímenes de guerra. La primera vez en el juicio de Nuremberg y luego en varios juicios menores en el período inmediato a la posguerra y, por último, en Frankfurt, en los juicios de la década de 1960 que se celebraron en esa ciudad alemana.

Morgen se describió a sí mismo como un fanático por la justicia. Nunca dudó de que los asesinatos por gas eran "crímenes monstruosos, pero él veía más los daños causados por los perpetradores del genocidio al Estado que el daño a las víctimas.

Vía: Aeon 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog