viernes, 5 de junio de 2015

La historia de uno de los cuadros más famosos del mundo


Si se cita "Sol ardiente de Junio" o a Frederic Lord Leighton, la mayoría de las personas no sabrán de lo que se está hablando. Señalando la imagen en su iPhone, de la pintura de la mujer durmiendo con vestido color azafrán y todo será distinto. Camisetas, tazas, relojes de pared, alfombrillas de ratón, tapas de móviles, rompecabezas, y adornos de Navidad, llevan esta imagen.

Sol ardiente de Junio  FUENTE

En el año 2014, Bamber Gascoigne presentador de televisión, heredó West Horsley Place, una casa de campo en ruinas, de su anciana tía que fallecida a los 99 años. Su tía era Duquesa de Roxburghe. Muchas de las habitaciones habían estado cerradas durante décadas. Detrás de una puerta, encontró un dibujo a lápiz de la cabeza de una mujer: era el estudio inicial de "Sol Ardiente de Junio", que se había perdido durante 120 años.

Dibujo encontrado por Gascoigne  FUENTE

Frederic Lord Leighton completó su obra en 1895, durante los últimos meses de su vida. Él era entonces presidente de la Real Academia de las Artes, el guardián del buen gusto victoriano, y su obra era el punto culminante de un grupo de pinturas de, mujeres clásicas.

El dibujo Roxburghe, que se subastará en Sotheby's en julio, sugiere que la cara que aparece en él pertenece a Dorothy Dene, modelo y musa favorita de Leighton. Dene posó para numerosas pinturas del artista durante los últimos 15 años de vida del mismo. Aunque se han propuesto otros modelos para la obra , todo apunta a Dorothy Dene, que también aparecen en otra pinturas del autor Crenaia (1880) y Clytie (1895). Dene, estuvo en Nueva York  trabajando como actriz. A ella le sorprendió ver los escaparates con fotografías de su cara, y en la publicidad de productos para la venta.

Dorothy Dene  FUENTE

"Sol ardiente de Junio" se expuso en exposición en 1895 en  la Real Academia, pero Leighton estaba demasiado enfermo para asistir. Murió no mucho tiempo después. El arte clásico de Leighton, fue eclipsado por el impresionismo y sufrió una muerte lenta. La pintura fue expuesta en el Museo Ashmolean de Oxford hasta 1930, antes de entrar en una colección privada y desaparecer de la vista del gran público.

En 1962, se cree que se descubrió detrás de una pared falsa de una chimenea en las afueras de Londres. Un joven Andrew Lloyd Webber la vió a la venta en una tienda de antigüedades de Londres a un precio de 50 libras, pero su abuela se negó a prestarle el dinero. Al año siguiente, Luis Ferré, ex gobernador de Puerto Rico, compró la pintura por 2.000 libras, y la convirtió en la pieza central de un nuevo museo en la ciudad de Ponce. Hoy en día se le conoce como la " Mona Lisa del Hemisferio Sur. "

Vía: Vanity Fair



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog