lunes, 13 de julio de 2015

Las dos bombas nucleares que cayeron sobre Carolina del Norte


La noche del 24 de enero de 1961, unas llamas anaranjadas iluminaron el cielo . Un avión B-52G con una tripulación de ocho personas y dos bombas de hidrógeno se desintegró en el aire sobre la pequeña comunidad agrícola de Faro, en el condado de Wayne. Antes de la explosión, el avión llevaba en el aire 12 horas, a medio camino de una misión rutinaria sobre la costa atlántica.

Boeing B-52G
B-52G  FUENTE

Sin previo aviso, perdió 19 toneladas de presión de combustible en sólo dos minutos. Estaban cerca de Raleigh, y los pilotos se dispusieron a tratar de aterrizar en la base de las Fuerzas Aéreas de Seymour Johnson en Goldsboro. La tripulación, bajaron a diez mil pies, con una técnica llamada "vuelo lento" que comprueba si el avión tiene suficiente combustible para aterrizar. El ala derecha se rompe y empuja el avión hacia el suelo.

Los restos del desastre se esparcen al norte del cruce de Musgrave, entre Faro y Eureka. Los bomberos se apresuran hacia el lugar del accidente. Al cabo de una hora, helicópteros aparecen por la zona, y los funcionarios de la Fuerza Aérea instan a todos a evacuar el lugar.

FUENTE

Tres miembros de la tripulación han muerto, el mayor Eugene Shelton, un navegante de radio, se encuentra a dos millas del lugar del accidente, colgado de un árbol con su paracaídas. Los cuerpos de el Mayor Eugene Richards, y el sargento Francis Barnish se encuentran dentro del avión

Mientras tanto, alguien ve a una de las bombas, de 3.5 metros de altura, al lado de un árbol, con cinco de los seis mecanismos de detonación activados. En el lugar del accidente, la preocupación se centra en dos cosas: Los tres muertos y las dos bombas termonucleares MK39 de dos megatones y medio. Las bombas son 500 veces más potente que la bomba que devastó Hiroshima, Japón.

La bomba con su paracaídas estaba 50 cms incrustada en el suelo junto a la carretera de Shackleford y se desactivó sin muchos problemas, se cargó en un camión, y fue llevada a Texas para ser analizada.La otra bomba, sin embargo, estaba en un agujero a 16 metros en un pantano propiedad de CT Davis. Los militares inmediatamente emiten una declaración a la prensa en la que explican que las dos bombas han sido recuperadas, desactivadas, y la situación es segura. Sin embargo la única verdad del comunicado era que "Había dos bombas."

hydrogenbomb-nc
FUENTE

La Fuerza Aérea empezó a trabajar, cavando, en el pantano de Davis en pos de la bomba. Pero después de cavar diez metros, el agujero comenzó a llenarse con agua. Los equipos tienen 16 bombas; que chupan 20.000 litros de agua por hora, pero el agua sigue llenando el agujero. La Fuerza Aérea decide rellenar el agujero. La bomba permanece en el agujero.

El Gobierno todavía recoge muestras de los pozos cercanos al accidente. El ejército llegó a un acuerdo con Davis y sus herederos por 1.000 dólares. El acuerdo dice, "El propietario actual o futuro no puede excavar o perforar a una profundidad mayor de dos metros, ni utilizar la tierra del lugar en cultivos, o pastos."

La cuenta oficial del Pentágono afirma que no hay ningún peligro en el área. Hoy en día, cuando la gente camina por el pantano no sabe que hace 50 años la tragedia se masticó en la zona.

Vía: Ourstate




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog