sábado, 16 de diciembre de 2017

Los niños españoles que salvaron al mundo de la viruela


El 30 de noviembre de 1803 en el puerto de La Coruña, se suben a un barco 22  niños huérfanos, los doctores, Javier Balmis y José Salvany, dentro de una expedición médica que había pagado el rey Carlos IV para llevar la vacuna contra la viruela a América. Los niños provenían de Madrid, La Coruña y Santiago (todos eran niños abandonados).

FUENTE

La viruela era una enfermedad muy temida que te mataba o te dejaba graves secuelas. La vacuna de la viruela había sido desarrollada en el Reino Unido en 1796. Un médico llamado Edward Jenner, se fijó que las mujeres que ordeñaban a las vacas, contraían una especie de viruela de la vaca muy leve, pero nunca se contagiaban de la viruela humana. Jenner innoculó la enfermedad de la vaca al hijo de su jardinero que tuvo los síntomas pero la superó. Al año Jenner le inoculó la viruela humana y el niño no la padeció. A esto Jenner lo llamó (vacuna) por las vacas. Fue la primera "vacuna" y la que sirvió para nombrar a las demás.

Edward Jenner  FUENTE

Para llevar la vacuna a América se inventó un sistema que se llamaba "brazo a brazo". Se inoculaba en una persona a los diez días le salía unos granitos en el brazo, que se raspaba y salía un pus que se inoculaba en el brazo de otra persona. Cada diez días había que hacer el trasvase al brazo de otra persona. Así se hizo en esta expedición desde 1803 hasta 1814. La vacuna llegó en este período hasta China.

En el viaje hacia América, iba una rectora encargada del cuidado de los niños. Su propio hijo llamado Benito transportó en su cuerpo la vacuna. La primera escala la hicieron en Tenerife. Luego hubo cuatro semanas durísimas hasta San Juan de Puerto Rico. En San Juan de Puerto Rico la expedición no fue recibida como se esperaba. Esto ocurrió en el viaje a menudo.

En México, Balmis dejó a sus 22 niños huérfanos y cargó a 26 niños nuevos, la rectora Isabel Zendal continúo el viaje con los nuevos niños. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la primera enfermera de la historia en misión internacional. El premio de enfermería de México lleva su nombre, pues en este país se quedó a vivir con su hijo.

Balmis separó la expedición en dos, una hacia Argentina encabezada por Salvany y él continúo por Centroamérica. Los 22 niños que se quedaron en México,  por una orden de Carlos IV tenían que ser adoptados por familias mexicanas. Pero esto no se cumplió. Los niños fueron "alojados" en otro hospicio. Algunos de ellos fueron adoptados, pero otros no.


José Salvany  FUENTE

La expedición de Balmis recorrió toda Centroamérica, luego Filipinas y llegó hasta China de donde regresó a España en 1806. La de Salvany fue una expedición desgraciada y durísima. Tuvieron un naufragio, perdió un ojo, tuvo tuberculosis y al final murió en Bolivia en 1810. Cuando murió su segundo Manuel Julián Grajales continúo vacunando hasta 1814.

Esta expedición salvó millones de vidas. El manuscrito en el que Balmis anotó todos los entresijos de la expedición fue robado por las tropas napoleónicas en un registro en la casa de este que se había negado a rendir pleitesía a Pepe Botella.


Vía: Los niños de la Viruela








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog