viernes, 20 de mayo de 2011

Cuando la heroína se recetaba para los resfríados


La heroína fue patentada en 1897 como remedio para el catarro. Su inventor Heinrich Dreser era un farmacéutico alemán que trabajaba para la Bayer. Había inventado también la aspirina pero Dreser creía que la aspirina era menos eficaz para los resfriados que la sustancia derivada de la morfina que acababa de descubrir. Estaba convencido que la heroína sustancia que había probado en su cuerpo tendría grandes resultados para la salud.

Fue comercializada en 1898, en pocos meses se convirtió en ingrediente de pastillas, bebedizos... Se hizo muy popular en EEUU, las revistas médicas pregonaban sus virtudes y aseguraban que no era hipnótica ni producía adicción. En los seis años siguientes a su comercialización se publicaron más de 180 informes a favor del uso de la heroína.

Archivo:Bayer Heroin bottle.jpg
Botella heroína de Bayer

Poco tiempo después empezaron a llegar informes de consumidores que necesitaban dosis crecientes. En 1913, Bayer tuvo que parar la producción, por entonces muchos hospitales americanos estaban abarrotados con un nuevo fenómeno de adicción masiva, había demasiadas viejecitas yonquis.

En las farmacias alemanas se podía adquirir heroína hasta el año 1971. En la actualidad, casi ninguna empresa del mundo produce o vende heroína como droga legal, unicamente se sintetiza en algunos casos para realizar investigaciones o también para el tratamiento paliativo (para aliviar el sufrimiento del paciente en situaciones extremas) y en muy pequeñas cantidades.

Fuente: Wikipedia, Miniaturas Radio5


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog