martes, 19 de mayo de 2015

Harvington Hall: La obra maestra del patrón de los ilusionistas


Harvington Hall es una casa señorial inglesa fuertemente fortificada llena de compartimientos secretos construidos para ocultar a los sacerdotes católicos.

FUENTE

Construido en la década de 1580 por un devóto católico llamado Humphrey Pakington, Harvington Hall comenzó a servir rápidamente como un refugio para los sacerdotes católicos, cuando en esa época la práctica del catolicismo se castigaba con la pena de prisión o la muerte en Inglaterra. La casa solariega era especialmente adecuado para encubrir a los sacerdotes ya que estaba rodeada por dos fosos, y un lago que lo bordeaba.

Cuando la casa se convirtió en parte de una red de casas dedicadas a ocultar a los sacerdotes católicos, el constructor jesuita Nicolás Owen fue enviado al edificio para instalar una serie de compartimentos secretos para ocultar a los sacerdotes. Owen construyó pequeños cubículos ocultos detrás de las paredes falsas del ático al que podrían acceder a través de una chimenea falsa. Algunos compartimentos fueron descubiertos 300 años después.

Nicolás Owen  FUENTE

La habilidad de Owens en la construcción de habitaciones ocultas era tan grande que ningún sacerdote refugiado en una de sus creaciones era descubierto. Desafortunadamente Owens fue capturado por la Corona, mientras que distraía a unos soldados para esconder a un sacerdote. Owens fue llevado a la Torre de Londres, donde fue torturado hasta la muerte, sin pronunciar una palabra para proteger a sus sacerdotes ocultos. Más tarde fue canonizado y ahora es considerado como el santo patrón de los ilusionistas y escapistas.

Escondite entre escaleras  FUENTE

Escondite en una viga falsa  FUENTE
Harvington-hall-sacerdote-agujero-chimenea
Falsa chimenea que conducía a la buhardillla  FUENTE

Harvington-hall-sacerdotes-hole-escaleras
Escondite debajo de la escalera  FUENTE

Harvington-hall-secreto-compartimiento
Tablilla para ocultar enseres de la misa en caso de redada  FUENTE

Harvington Hall sigue en pie, y es el ejemplo mejor conservado de los escondites para sacerdotes aún existentes en Gran Bretaña. Además de los habitáculos ocultos, se descubrieron una serie de pinturas murales isabelinas. La casa es ahora propiedad de la iglesia católica.


Fuente: Atlas Obscura




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog