domingo, 17 de junio de 2018

¿Cuántas personas tendría que llevar una nave para un viaje interestelar?



El ser humano siempre ha soñado con los viajes a otros planetas, incluso antes de que el vuelo espacial tripulado se convirtiera en una realidad. Y con el descubrimiento de miles de exoplanetas en las últimas décadas, particularmente aquellos que orbitan dentro de los sistemas estelares vecinos (como Proxima b ), ese sueño parece cercano.

Impresión artística de Proxima b  FUENTE


Antes del viaje interestelar, se deben superar muchos desafíos técnicos y muchas preguntas deben ser respondidas. Por ejemplo, ¿qué tipo de nave deberíamos enviar ? ¿Y cuántas personas necesitaríamos que fuesen a bordo de la misma? La última pregunta fue respondida por un equipo de investigadores franceses. En un estudio titulado "Computing the minimal crew for a multi-generational space travel towards Proxima Centauri b", dirigido por el Dr. Frederic Marin, un astrofísico del Observatorio Astronómico de Estrasburgo.


Frederic Marin  FUENTE

Según el estudio, depende pura y completamente de la tecnología disponible en el momento de la misión. Si creáramos una nave espacial en este momento, solo podríamos alcanzar unos 200 km / s, lo que se traduce en 6.300 años de viaje. Por supuesto, la tecnología está mejorando con el tiempo y para cuando se cree un proyecto interestelar real, podemos esperar haber mejorado la duración del viaje.


¿Cuál es el número mínimo de personas que se deben envíar a Proxima Centauri? 

Con un peso de 60,000 toneladas y una velocidad de 200 km /s y 6300 años de duración. Con un nuevo software llamado HERITAGE, basado en un código estocástico de Montecarlo que da cuenta de todos los posibles resultados de las simulaciones espaciales al probar cada escenario aleatorio para la procreación, la vida y la muerte. Al hacer ciclos de simulación miles de veces, obtenemos valores estadísticos que son representativos de un viaje espacial real para un equipo multigeneracional. También tuvo en cuenta algunas posibilidades extremas, que incluían accidentes, desastres, eventos catastróficos y la cantidad de tripulantes que probablemente serían afectados por ellos.

Nave de 60 mil toneladas comparada con el  Saturno V  FUENTE


A continuación, promediaron los resultados de estas simulaciones en más de 100 viajes interestelares basados ​​en estos diversos factores y diferentes valores para determinar el tamaño de la tripulación mínima. Se concluyó que bajo condiciones conservadoras, se necesitaría un mínimo de 98 miembros en la tripulación para sostener un viaje multigeneracional al sistema estelar más cercano con un exoplaneta potencialmente habitable. Cualquier cantidad menor de 98 haría que la probabilidad de éxito cayera considerablemente. Por ejemplo, con una tripulación inicial de 32, las posibilidades de éxito serían de un 0%. Sería inevitable una endogamia, aunque la tripulación llegara a Proxima b, no sería genéticamente sana.

Si bien la tecnología y los recursos necesarios para realizar un viaje interestelar aún se encuentran a varias generaciones de distancia, los estudios de este tipo podrían ser de gran importancia para esas misiones, siempre y cuando ocurran. De los 3757 exoplanetas que se han detectado, el planeta terrestre más cercano se encuentra a 40 mil millones de kilómetros de nosotros. Al 1% de la velocidad de la luz, que es muy superior a las velocidades más altas logradas en este momento, se tardaría 422 años. Una de las consecuencias inmediatas de esto es que los viajes interestelares no pueden lograrse dentro de una vida humana. Requiere una misión espacial de larga duración, que necesita encontrar una solución para que la tripulación sobreviva cientos de años en el espacio profundo.



En las próximas décadas, se espera que los telescopios de próxima generación descubran miles de nuevos exoplanetas. Y lo más importante estos telescopios, revelarán cosas sobre los exoplanetas que nos permitan caracterizarlos. Estos incluirán espectros de sus atmósferas que permitirán a los científicos saber con mayor certeza si son realmente habitables. Con más candidatos para elegir, estaremos más preparados para el día en que puedan lanzarse los viajes interestelares.

Cuando llegue ese momento, nuestros científicos estarán armados con la información necesaria para garantizar que las personas que lleguen estén sanas y preparadas para enfrentar los desafíos de explorar un mundo nuevo.


Vía: Phys

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog