miércoles, 29 de septiembre de 2010

Perlas de oro



En la isla de Palawan, al suroeste de Filipinas, se extiende un tipo raro de joyería, la mezcla de perlas y oro. Las perlas naturales muy frágiles son tratadas y decoradas con oro. Cada ostra requiere cinco años para producir una joya con esta mezcla, la menor sacudida podría matarla.

El lugar de cultivo de las perlas está rodeado por todos lados por otras 20 islas, las ostras productoras de perlas, están así protegidas de las corrientes. Las ostras pasan 2 años en la incubadora, y luego crecen otros 3 años a una profundidad de 15 metros en las tranquilas aguas cálidas del Mar de China Meridional.

Jacques Branell, es desde 1979 director y co-fundador de este lugar de cultivo, está preocupado por la pesca con dinamita y cianuro que está todavía muy extendida entre los pescadores de las islas de Palawan. Debido a esto, han muerto muchos corales, que podrían poner en peligro a las ostras.




Antes de colocar las ostras en el mar después de dos años de incubación, en cada una se coloca un pequeño núcleo alrededor del cual crecerá una perla. Luego transcurridos 3 años las perlas serán perfectamente redondas, periódicamente serán radiografiadas con rayos X para asegurarse que en la perla todo está en orden.





La empresa de Jacques es la única que tiene el secreto de la fabricación de las perlas de oro. "No todas las perlas pueden tener un color de oro, algunas serán de color blanco o color champaña. De las 700 mil perlas, que se producen en las granjas, más del 75% se consideran como las perlas de calidad superior.






Vía: insanetwist

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog