miércoles, 4 de noviembre de 2015

La historia de la "Estación Espacial Secreta"


En el apogeo de la Guerra Fría y la carrera espacial, el Pentágono puso en marcha un plan que consistía en poner espías en órbita. Los detalles de ese programa están viendo la luz ahora. A finales de 1960, la Fuerza Aérea de Estados Unidos estuvo a punto de completar una nave espía capaz de hacer fotos de la Unión Soviética con un detalle sin precedentes.

Pero esto no era un satélite más, tenía unos 24 metros de altura. Pero lo que lo diferenciaba de otro satélite cualquiera es que estaba diseñado para transportar una tripulación de dos personas a bordo de la nave durante sus misiones de 40 días en órbita alrededor de la Tierra. El nombre de este artefacto era "Laboratorio Orbital Tripulado".

Lanzamiento de prueba de una maqueta del MOL   FUENTE

El MOL (Manned Orbital Laboratory) habría sido una maravilla de la era espacial. Pero también fue una pesadilla para los diplomáticos que temían la reacción soviética. Cuando el presidente Richard Nixon canceló el MOL en 1969, se había gastado en el proyecto más de 1.500 millones de dólares de la época y estaba en camino de consumir el 17% del presupuesto anual en investigación de la Fuerza Aérea.

El Secretario de Defensa Robert McNamara anunció públicamente el lanzamiento del programa en diciembre de 1963. Sin embargo, no se dijo nada del grado de sofisticación del proyecto que podría alterar el equilibrio de la Guerra Fría. Esto no se hizo público hasta octubre de 2015, cuando se desclasificó 825 documentos oficiales relacionados con el desarrollo del satélite.

FUENTE

El MOL tuvo su origen a finales de 1950, un período de competencia entre los Estados Unidos y la Unión Soviética en la carrera espacial. Los soviéticos lanzaron el Sputnik, en octubre de 1957. Los Estados Unidos su primer satélite en enero de 1958.

La Unión Soviética puso un hombre en el espacio, en abril de 1961. Estados Unidos un par de semanas más tarde. El programa MOL se puso en marcha dos años después, con la Fuerza Aérea supervisando en secreto el satélite y el manejo del equipo de espionaje de a bordo. El Pentágono quería un MOL en órbita en 1967. El diseño del MOL tomó forma rápidamente. Esencialmente era un tubo presurizado de unos tres metros de diámetro con placas solares, el laboratorio se podría poner en una órbita baja con un cohete Titán. Tras más de un mes dando vueltas por el planeta, sus suministros se agotarían, y la tripulación de dos hombres volvería en una cápsula de reentrada.

La Fuerza Aérea retrataba el programa como un proyecto de ciencias gigante, sin restar importancia a las misiones militares de la MOL. Se intentaría llegar a visionar un objeto con una precisión superior a medio kilómetro. El MOL comenzaría a espiar a los soviéticos casi desde el principio. Después de algunos retrasos, la Fuerza Aérea preveía en un período inicial siete misiones del MOL a partir de 1970.

FUENTE

En agosto de 1965, el Secretario de Estado Dean Rusk escribió al Secretario de Defensa McNamara para advertirle sobre el potencial desestabilizador de la MOL. En 1963, las Naciones Unidas habían aprobado una resolución que prohibía las armas espaciales, y tanto Washington como Moscú se comprometieron a cumplir la resolución. Robert Kranich, un funcionario de control de armas del Departamento de Estado, en enero de 1966, instó a los diplomáticos estadounidenses evitar el tema de la estación espacial.





En última instancia el costo del proyecto obligó a su cancelación. El Secretario de Defensa Melvin Laird, escribió en un memorándum en abril de 1969 a Nixon, explicando el ahorro que supondría el fin del proyecto. Laird hizo hincapié en que la nave todavía no podía hacer uso de las cámaras que estaba en pleno desarrollo. Nixon canceló el programa MOL el 10 de junio de 1969.


Vía: The Daily Beast

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog